Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Zaplana dice que el PP "jamás" va aceptar el "silencio" que se quiere imponer sobre el 11-M

Eduardo Zaplana reiteró que el PP seguirá trabajando para "intentar conocer la verdad" sobre la investigación del 11-M. Además de Zaplana, Esperanza Aguirre, y el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, presentaron  el libro "11-M. Demasiadas preguntas sin respuesta" de Jaime Ignacio del Burgo. Zaplana advierte que "lo que venga pueda ser peor". Por cierto, después de los dos testimonios policiales que niegan la autenticidad de la bolsa de Vallecas, Del Burgo recordó que el Jefe Superior de la Policía de Madrid, Fernández Rancaño, dijo en la comisión parlamentaria del 11-M que la bolsa no se movió de Vallecas y nunca estuvo en IFEMA, como establece la "verdad oficial". Lea aquí el blog de Luis del Pino

0
Eduardo Zaplana.
L D (Agencias) En un acto celebrado este miércoles en la Real Casa de Correos, al que también asistió el secretario general popular, Ángel Acebes,  Eduardo Zaplana reiteró sus críticas hacia el cierre "prematuro y urgente" de la Comisión, aunque resaltó que ésta sirvió para demostrar que su partido "no tenía nada que esconder", que "siempre dijo la verdad" y para "dejar en evidencia a los que no les interesa la verdad".
 
Zaplana, insistió en que el Gobierno debe "dar la cara" ante el "escándalo" del "acta falsa" ligada a la instrucción del 11-M y al reconocimiento de la mochila de Vallecas.

Tras hacer acusaciones de "manipulación de testigos, de impedir comparecencias y de realizar informes a medida", dijo que la Comisión también sirvió para que aparecieran "contradicciones" y "lugares oscuros" que abrieron "líneas de investigación". "También demostró que nuestra democracia está viva y que no se conforma con las verdades oficiales o con esas líneas de pensamiento único que algunos nos intentan imponer", agregó.

Por ello advirtió de que, a pesar del cierre de la Comisión, "jamás conseguirán el propósito" de que el PP "se calle", por lo que subrayó que siguen y seguirán trabajando para "intentar conocer la verdad, haremos todo lo que esté a nuestro alcance". "Jamás vamos a aceptar el silencio desde nuestro papel de oposición y nos vamos a negar al seguimiento de esas verdades oficiales en las que nos quieren instalar", recalcó. En cualquier caso, subrayó que los debates abiertos en torno a polémicas como "la mochila, el Skoda o informes retenidos en comisaría" están haciendo "daño colateral" al Parlamento, "que no puede ejercer control"; a los medios de comunicación; a los españoles y a los jueces, "que se enteran de existencia de informes por la prensa".

En este contexto, se preguntó si todos aquellos que en marzo de 2004 pedían al Gobierno del PP "la verdad", ahora no quieren conocerla. "Los que nos reclamaban a nosotros la verdad, ¿ya se han olvidado de la exigencia?. ¿Por qué?. ¿Qué razón última hay?", apostilló. "¿A quién beneficia esta ocultación?", preguntó Zaplana. Dicho esto, resaltó la paradoja que supone que sean los miembros del PP, que tenían la responsabilidad de Gobierno en la fecha de los atentados, los que insistan en llegar "al fondo" de la investigación. "Confieso que no lo entiendo... bueno, confieso que no quiero buscarle explicación a eso todavía", advirtió.

Zaplana se refirió también a los socialistas que, en los últimos días, han tildado de "loco" al presidente del PP, Mariano Rajoy, por decir públicamente que el sumario "podría ser anulado" si se demostraba que la 'mochila' no había estado en Vallecas. "Cuando se descalifica al jefe de la oposición, se insulta a los medios de comunicación...algo está pasando. ¿El qué?. Yo no lo sé", dijo.

En el mismo sentido, Esperanza Aguirre, quien denunció la campaña de "acoso y derribo del PP" que se produjo desde el 11 al 14 de marzo del 2004, consideró que "el más interesado en despejar todas las dudas sobre los atentados terroristas que ocasionaron 191 muertos debería ser el propio Gobierno".

Aunque la presidenta madrileña expresó su "plena confianza" en el trabajo que desempeñan los jueces y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el esclarecimiento del 11-M,  señaló que el conocimiento de los "autores" de la masacre "constituye una exigencia de la dignidad nacional". "Hasta este momento –continuó– la conclusión que se saca del estado de las investigaciones oficiales es que hay demasiadas zonas oscuras, demasiadas preguntas sin respuesta, o con respuestas que no resisten un escrutinio riguroso". Entre estas preguntas, la presidenta de la Comunidad de Madrid situó "quiénes son los autores intelectuales de los atentados y qué objetivos perseguían con ellos". Aguirre destacó que "¿Quén ha sido?, no puede ser un eslogan para derrocar gobiernos".
 

RANCAÑO DIJO EN LA COMISIÓN QUE LA BOLSA DE VALLECAS NUNCA ESTUVO EN IFEMA

En lo que concierne al autor del libro publicado por La Esfera (editorial de El Mundo), Jaime Ignacio del Burgo utilizó su intervención para, entre otras cosas, matizar que ha pretendido dar cuentas de preguntas "sin contestar", y no pasar "líneas rojas" o comportarse como un "antisistema". Eso sí, replicó al ministro de Interior que "jamás" pensó que alguien le tacharía de "antiespañol" por plantear dudas sobre el 11-M.

Después, recalcó que él nunca ha dicho que ETA esté detrás de estos atentados, pese a que opina que no se ha realizado "ninguna investigación digna de tal nombre" para descartar los posibles contactos con terrorismo islamista. Culpó a otros de haber fabricado una "gran mentira" alrededor del 11-M, entre ellos al presidente Zapatero que, según Del Burgo, difundió en persona la noticia de que en los trenes viajaban suicidas. Tampoco evitó referirse a la mochila de Vallecas, y destacó que cuando interrogó en Comisión al Jefe Superior de la Policía de Madrid, Miguel Ángel Fernández Rancaño, éste dijo que la bolsa nunca se movió de Vallecas ni viajó a IFEMA.

 
Prosiguió leyendo ante los presentes el final de su libro: "El 11-M no se fraguó en desiertos remotos ni en montes lejanos. Según el CNI, nadie de Al Qaeda organizó el atentado. Pero es seguro que Ben Laden y sus hombres, al conocer primero la noticia del atentado en Al Alandalus y después la victoria del PSOE, habrían brindado con champán si se lo hubiera permitido el profeta. Aquella noche, 14 de marzo, en algún caserío del sur de Francia, el txakoli de los encapuchados del hacha y la serpiente, habría corrido a raudales", expuso.
 
"En Rabat -continuó leyendo Del Burgo-, el sultán y guía de los creyentes habría recitado el versículo del Corán que dice Ala es nuestro protector quién puede socorrernos mejor que él. El eje francoalemán encubrió su satisfacción por la derrota de Aznar con diplomático disimulo (...). En el Palau de la Plaza de San Jaume, Maragall y Carod Rovira celebraron el triunfo y brindaron con Cava por la voladura controlada de la Constitución del 78. Y (...) Zapatero, sintiéndose ya presidente del Gobierno de la todavía nación española, al contemplar la inocencia durmiente de sus dos hijas susurró 'tened por seguro hijas mías, vuestro padre hará de España un país feliz'". "Juzguen ustedes".
 
En la presentación del libro estuvieron también presentes el director y subdirector de El Mundo, Pedro J. Ramírez y Casimiro García Abadillo, respectivamente. Ramirez comenzó su intervención bromeando con la "urticaria" que iba a producir a algunos ver la fotografía de una mesa en la que, además de él y García Abadillo, estaban sentados Zaplana, Aguirre y Del Burgo para hablar de 11-M.
 
Ya en un plano más serio, aludió al asunto de la mochila y dijo que, si El Mundo no se hubiera centrado en este tema, el juez de la Audiencia Juan del Olmo "no hubiera sabido nunca" de la existencia de dos bolsas. Ramírez aprovechó la ocasión para lanzar otro interrogante: Bajo su punto de vista, no ha podido demostrarse todavía que el Skoda que dos meses después de los ataques, "según la versión oficial", fue encontrado en Alcalá a 20 metros de la furgoneta usada por los supuestos terroristas estuviera allí aquel 11 de marzo. "¿Por qué si estaba a 20 metros de la furgoneta no lo encontró la policía?", planteó.
 
Por su lado, Casimiro García Abadillo dijo coincidir con Del Burgo en "la mayoría de las cosas" que rodean a los atentados de los trenes "No están claras", y defendió el uso de la "duda metódica" como método de investigación para este asunto, "único que puede llevar a conocer la verdad". "Fue un atentado hecho para conseguir un fin político y los terroristas lograron el cien por cien de sus objetivos", remató.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. China pone en apuros el desfile de Victoria's Secret
    2. El fiscal belga pide que se entregue a Puigdemont pero el juez aplaza su decisión 17 días
    3. El entrenador del Oporto se mofa de Casillas tras condenarlo al banquillo
    4. Rahola, extasiada ante la última "jugada maestra" del "rey exiliado" Puigdemont
    5. Un soldado norcoreano deserta al sur y se lleva cinco tiros y una lombriz intestinal de 27 centímetros
    0
    comentarios

    Servicios