Menú

Telefónica lanza una oferta por O2, la mayor operación de compra de una empresa española

Telefónica ha llegado a un acuerdo para adquirir O2, la segunda compañía de telefonía móvil del Reino Unido y sexta de Europa, por unos 26.094 millones de euros. O2 tiene 24,6 millones de clientes y 15.000 empleados. Esta compra, la mayor realizada en la historia por una empresa española, permitirá a la operadora entrar en el mercado de telefonía celular alemán y británico. Tras conocerse la operación, Telefónica ha caído un 2,28 por ciento en la Bolsa, mientras que O2 ha ganado nada menos que un 25 por ciento.

0
Sede de Telefónica

LD (EFE) El grupo británico de telefonía móvil O2 mantendrá su nombre y su gestión cuando concluya la compra de esta operadora por Telefónica S.A. por 17.700 millones de libras (unos 25.665 millones de euros) que se espera para principios del año 2006, según han informado los directivos de ambos grupos.

El presidente de Telefónica, César Alierta, ha afirmado que se trata de una oferta firme y atractiva, por lo que no ha querido enjuiciar la subida del precio de las acciones de O2 en el mercado de Londres, que se ha producido este lunes. Alierta ha dicho que se trata de un precio muy correcto y que la operación está sujeta a conseguir el 90 por ciento de las acciones de O2.

El precio ofrecido es de 200 peniques por acción de O2, lo que supone una prima del 22 por ciento sobre los 164,25 peniques del pasado viernes y del 25 por ciento sobre el último mes. Alierta también ha afirmado que la compra se hará mediante deuda y no variará el programa de dividendos y recompra de acciones de la compañía, ni se prevé una ampliación de capital como consecuencia de la operación.

A la conferencia de prensa en la sede de Telefónica en Madrid asistieron el presidente de O2, David Arculos, y el consejero delegado de este grupo, Peter Erskine, que pasarán a formar parte del consejo de administración de Telefónica y, además, Erskine será miembro de los comités ejecutivo y directivo. Rudulf Groeger, miembro de la junta directiva de O2, pasará a ser consejero de Telefónica Móviles S.A. cuando concluya la operación.

Sobre el cambio de estrategia que supone el hecho de que O2 conserve su nombre, cuando Telefónica decidió unificar todas sus operadoras bajo la marca MoviStar, Alierta ha dicho que O2 es una marca "fantástica" y que el equipo de gestión del grupo británico es "fenomenal". Sobre el papel que Telefónica Móviles tendrá en la operadora británica, ha dejado claro que se informará cuando concluya la operación.

El presidente de O2, David Arculus, ha afirmado que este grupo seguirá basado en el Reino Unido. Esta empresa, que nació de la escisión de BT en 2001, es la segunda operadora de telefonía móvil del Reino Unido, la tercera de Alemania, donde ha conseguido un tercio de sus clientes en el último año, tiene en Irlanda 1,5 millones de clientes y, además, cuenta con un operador de telefonía móvil de servicios de urgencia en el Reino Unido, Airwave.

Alierta ha explicado que la operación "convertirá a Telefónica en el operador europeo de mayor crecimiento", permitirá la creación de valor desde el primer año tanto desde el punto de vista de la acción como de beneficios y generación libre de caja. Según ha dicho, la operación permitirá duplicar las compras de terminales y equipos en Europa, multiplicará por 3,8 la posibilidad de acceso a población europea e incrementará el poder de compra de contenidos.

El presidente de Telefónica ha hecho hincapié en que producirá unas sinergias de 3.300 millones de euros y unos ahorros de 300 millones. Además, ha dicho que con esta adquisición, Telefónica reequilibra la cartera al ampliar su presencia en la telefonía móvil, el sector que más crece en el mercado.

O2 cuenta con 24,6 millones de clientes, unos ingresos de 9.800 millones de euros y un ebitda (resultado operativo bruto) de 2.600 millones de euros. La presentación del documento de la oferta se realizará a mediados del mes de noviembre y se espera cerrar la operación en enero de 2006 ya que estiman que no presenta riesgos reguladores al tratarse de mercados complementarios.

La empresa británica ha sido objeto de atención por otras empresas. Este mismo año tres compañías del sector, KPN y Deutche Telekom, intentaron llegar a un acuerdo para la compra de la empresa británica, pero las negociaciones no llevaron a un acuerdo.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    0
    comentarios