Menú

LAS CIFRAS ACORDADAS, SEGÚN ZAPATERO

El presupuesto comunitario pactado este sábado por los Veinticinco permitirá a España seguir siendo beneficiario neto del presupuesto europeo en 2007-2013, arrojando un saldo neto de 16.181 millones de euros, según anunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en una rueda de prensa ofrecida a las 3:30 horas de la madrugada, al término del Consejo Europeo.

0
Zapatero.
L D (Europa Press) Según las cifras de la delegación española, en 2007-2013 España aportará 74.625 millones de euros al presupuesto comunitario, y recibirá 90.446 millones, lo que arroja un saldo neto de 16.181 millones. España, dijo Zapatero, será beneficiario neto de las arcas europeas "al menos hasta 2013", y no descartó que lo siga siendo aun después de esa fecha. El jefe del Ejecutivo no desglosó qué parte de este "saldo neto" corresponde a dinero comprometido en las perspectivas financieras 2000-2006 pero que, por los mecanismos comunitarios, se paga en los años siguientes, y qué parte corresponde a fondos nuevos del periodo 2007-2013. Zapatero dijo que facilitará este desglose en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados para informar de la Cumbre, el próximo miércoles.
 
La delegación española se mostró muy satisfecha por el resultado de la negociación. "La UE vuelve a ponerse en marcha, con un acuerdo político y presupuestario muy positivo para los intereses de España", manifestó Zapatero. En su opinión, con este acuerdo la UE ampliada dispone de unos presupuestos "suficientes", pese a que el presupuesto es el más bajo, en términos de PIB, pactado en la historia de la UE, un 1,045% del PIB de la Unión.  "Es un techo presupuestario razonable, es una solución de compromiso", dijo Zapatero. "Para los objetivos que hoy tiene europa son unos presupuestos en mi opinión suficientes", prosiguió, subrayando que con estas cifras "la UE demuestra que la solidaridad y la cohesión siguen siendo sus señas de identidad".
 
En opinión de Zapatero, con este presupuesto se cumplen los criterios de solidaridad europea, de equidad en la financiación de la ampliación y de fomento de la innovación, en los que su equipo, aseguró, ha trabajado "intensamente" en los últimos 20 meses. Según dijo, el logro que mayor satisfacción personal le produjo es el nuevo fondo de desarrollo tecnológico que se destinará específicamente a España, por importe de 2.000 millones de euros. "Estoy seguro que ese fondo va a contribuir de manera decisiva a la necesidad que tenemos de aumentar en nuestro gasto en I+D+I", indicó.
Pero además, calificó de "éxito incuestionable" para los intereses españoles el mantenimiento del Fondo de Cohesión hasta el año 2013, aunque en principio España no podía aspirar a él porque su renta per capita supera el 90% del promedio europeo y se sitúa, en concreto, en el 97%. España recibirá 3.250 millones de euros en concepto de Fondo de Cohesión y no se verá afectada por la posible revisión del Fondo de Cohesión en 2010. "Europa refuerza y mantiene su solidaridad con España", dijo, pese a su crecimiento económico y a la ampliación de la UE.
 
Además, España recibirá 27.300 millones de euros en fondos estructurales destinados a las comunidades autónomas y 44.129 millones en fondos agrícolas, pesqueros y de desarrollo rural. En ambas políticas, aseguró que España será el segundo país más beneficiado –por detrás de Polonia en política regional y por detrás de Francia en política agrícola–. Tampoco facilitó aún las cifras concretas relativas a cada comunidad autónoma, pero sí aseguró que el Gobierno destinará una parte del Fondo de Cohesión a las comunidades que dejan de ser Objetivo 1 de la política de cohesión, por haber superado su renta per capita el 75 % del promedio europeo, ya sea por crecimiento económico natural o por el efecto estadístico derivado de la ampliación.
 
Inmigración
 
Zapatero destacó también las ayudas para Canarias (100 millones de euros) y Ceuta y Melilla (50 millones) y confió en que, dentro de la partida destinada a inmigración, España pueda disponer de unos 400 millones para políticas como gestión de fronteras y atención a inmigrantes, lo que calificó de una "ayuda importante" para nuestro país. Explicó que los presupuestos destinados a libertad, seguridad y justicia tendrán una dotación de 4.400 millones de euros destinados específicamente a políticas de inmigración, y contarán con tres fondos nuevos para la gestión de las fronteras, las repatriaciones conjuntas y la atención a los inmigrantes dentro de las fronteras. A estas cifras se suman 400 millones de la política de vecindad de la UE y 400 del Fondo de Desarrollo Regional, en ayudas para los países de origen y tránsito de los inmigrantes. Zapatero confió en que países como Marruecos podrán beneficiarse de esas ayudas.
 
Por otro lado, el jefe del Ejecutivo cifró en 450 millones de euros el impacto que la reducción del cheque británico tendrá en la contribución española a las arcas comunitarias. En su opinión, fue "muy positivo" que el primer ministro británico, Tony Blair, aceptara recortar el cheque británico en 10.500 millones de euros para todo el periodo, y que se haya acordado un mecanismo de reforma futura. "Se ha quebrado el principio y la regla", precisó. Zapatero elogió la labor negociadora desarrollada por Blair, su "capacidad negociadora y flexibilidad" con las que logró, por primera vez en la historia, un acuerdo de perspectivas financieras entre 25 Estados miembros.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    0
    comentarios