Menú

El PP se alía al movimiento anti-capitalista en el impulso a un impuesto sobre las divisas

El PP se ha aliado al movimiento anti-mundialización para aprobar en el Parlamento de Canarias una declaración de apoyo a la Tasa Tobin. Se trata de un impuesto sobre las transacciones de divisas ideado en 1971 por el premio Nobel James Tobin, quien rechazó su aplicación antes de fallecer en 2002. La Cámara regional ha aclamado por unanimidad una moción en la que se pide a las Cortes y al Parlamento Europeo que "se pronuncien a favor de esta medida que bien podría reducir la lacra de la pobreza extrema en el mundo". La iniciativa partió de uno de los inquietos lobbies anti-sistema que operan en Canarias y fue adoptada por CC. Los líderes de ATTAC se reunieron con representantes del PP local a quienes "convencieron de la necesidad" de la Tasa Tobin, según celebran en su web.

0
José Manuel Soria. (Archivo)
(Libertad Digital) El PP vuelve a aproximarse al movimiento anti-sistema de Canarias. El pasado 5 de noviembre, la Dirección regional del PP, presidido por José Manuel Soria, dio carta blanca a sus afiliados para que asistiesen a una manifestación a favor de una Ley de Residencia para Canarias, convocada un sector extremista de CC y animada por consignas y banderas independentistas.
 
Soria, presidente del Cabildo de Gran Canaria, dijo entonces que él, personalmente, no acudiría y que su partido no apoya una Ley de Residencia, pero "damos libertad a nuestros militantes para que vayan los que quieran". La presidenta del PP en Tenerife, Cristina Tavío, estimó que había "motivos para manifestarse, ya que Canarias ha sido líder en Europa en llegadas de inmigrantes ilegales; entendemos que hay razones para quejarse".
 
En esta segunda ocasión, la confluencia del PP con los intereses del movimiento anti-sistema se produce en torno a la llamada Tasa Tobin.
 
El pasado 16 de noviembre, el PP se sumó a CC, PSOE y Grupo Mixto en la aprobación por unanimidad de una Proposición no de Ley (PNL) que define el impuesto reinventado en 1997 por Ignacio Ramonet, líder de la extrema izquierda globalifóbica, como un instrumento para "refrenar o moderar los movimientos especulativos de capital en los mercados de divisas".
 
Estos movimientos –sostiene la moción, y asume el PP– son "capaces de provocar graves crisis financieras y económicas, como de hecho sucedió en diversos países de América Latina y Sureste Asiático en los años 90 del siglo pasado".
 
Ramonet, ideólogo del impuesto 
 
"Olvidada durante cierto tiempo", reseñan los partidos políticos de Canarias, "en diciembre de 1997 Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique, en un celebrado artículo titulado Desarmar los mercados, recuperó la idea de la Tasa Tobin, pero no sólo para lograr el propósito que el economista americano había previsto, sino, también, para convertirla en un impuesto solidario mundial con el que combatir y resolver el problema de la pobreza extrema en el mundo".
 
La casta parlamentaria de las Islas cita la iluminación del gurú anti-capitalista: "Con un nivel del 0,1%, decía Ramonet, la Tasa Tobin lograría anualmente unos 166.000 millones de dólares, dos veces más que la suma anual necesaria para erradicar la pobreza extrema de aquí al comienzo del próximo siglo".
 
El cuento de la lechera
 
La literatura crítica de la Tasa Tobin es amplísima. El propio James Tobin se desmarcó antes de fallecer en 2002 de la idea liberticida de Ramonet y se quejó, irritado, de haber sido manipulado por los globalifóbicos.
 
Xavier Sala-i-Martín, catedrático de la Universidad de Columbia, refuta radicalmente un impuesto cuyo "principal objetivo no es la reducción de las fluctuaciones monetarias sino la recaudación fácil de un dinero que se pueda utilizar para ayudar a los países pobres (usando el cuento de la lechera, calculan que se van a recaudar unos 300.000 millones de euros anuales; irónicamente, y ya que hablamos de leche, eso es precisamente lo que gastamos en proteger a los agricultores de los países ricos en perjuicio de las economías del tercer mundo").
 
Sorpresa de los liberales
 
La presencia del PP en este contubernio anti-sistema ha sembrado la sorpresa en la blogosfera liberal española.
 
Daniel Rodríguez, fundador de Red Liberal y jefe de la sección de Opinión de LIBERTAD DIGITAL, cita en su blog 1812 un artículo de José Manuel Soria publicado el pasado 25 de junio, bajo el título Lo que se ve y lo que no se ve, evocador de un célebre ensayo del divulgador de la Ciencia Económica del siglo XIX, Frederic Bastiat. En ese breve ensayo, el presidente del PP canario sostiene:
 
"La mentira es la máscara que los gobiernos, los gremios o el mal periodismo se ponen para encubrir lo que roban o lo que prohíben a las personas. Una ley contra la libertad de horarios comerciales se tapa con el mantra de que es por el bien del pequeño comercio, incesantemente repetido por toda la Prensa. Un arancel se justifica en la protección de la industria local, a la que, sin embargo, conducirá a la ineficiencia y la incompetencia. Una barrera al libre establecimiento de grandes superficies se erige, según el Gobierno, por el bien de los consumidores, a los que, sin embargo, se priva de su libertad para elegir".
 
Lo que lleva al influyente analista y blogger liberal a preguntarse, tras el apoyo del PP a la Tasa Tobin: "¿Le están haciendo la cama, señor Soria, o sólo miente?"

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    0
    comentarios