Opinión
Noticias y opinión en la red
Gobierno

Chaves en el Casino de Madrid

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, ha hecho, desde el punto de vista propagandístico, una síntesis clara y transparente de la labor del Gobierno para atajar la crisis económica en España. Ha cumplido perfectamente su rol en el casino de Madrid a la llamada del diario ABC, la empresa Deloitte y la andaluza entidad financiera Unicaja. Felicidades, pues, a quienes le hayan escrito el discurso, porque Chaves ha expuesto con brillantez inusitada en él lo hecho por el Gobierno y la hoja de ruta de lo que hará en los próximos meses.

No seré yo quien resuma ahora la buena soflama de Chaves ni menos todavía le haré objeciones de carácter político sin antes oír o leer las objeciones "propagandísticas" que ya debería estar redactando el PP. Porque debería de ser tarea de la oposición contrastar sus posiciones con las de Chaves hasta alumbrar un documento que, al menos desde el punto de vista propagandístico en la arena electora y los medios de comunicación, fuera tan contundente como el del Gobierno. A poco que el PP hurgue en el texto de Chaves hallará mentiras de bulto. Terribles mentiras. Entre ellas destaca la siguiente: "Hoy podemos afirmar que, aunque siga habiendo incertidumbre sobre el vigor y los ritmos de la recuperación, hay pocas dudas de que lo peor de la recesión, lo peor de la crisis, habría ya quedado atrás".

Conteste ya, señor Rajoy, a Chaves. No espere a que se instale en el imaginario simbólico de los españoles que usted, según trata el Gobierno de imponer en la opinión pública, no tiene nada que decir. ¿O quizá sea verdad que usted sólo espera recoger los restos del naufragio? Conteste, sí, las mentiras y engaños; pero preste también atención a las afirmaciones plausibles del panfleto de Chaves, porque también contiene este discurso, siguiendo el guión de todo buen panfleto, verdades que no son menos terribles que las mentiras. Piense, señor Rajoy, en las verdades de Chaves, por ejemplo, que el modelo productivo español es inviable.

En ese asunto, como sabe cualquiera con dos dedos de frente, las responsabilidades del PP son equiparables a las de PSOE. Esperemos, pues, que las ofertas de Rajoy nos permitan salir de un modelo productivo que es inviable en el contexto occidental. Aunque para proponer algo sensato y creíble, en mi opinión, el PP tendría que empezar por reconocer que el modelo de Felipe González basado en el turismo, la industria agroalimentaria y, sobre todo, la construcción, fue continuado sin apenas rechistar por Aznar, durante ocho años, y, por supuesto, es el mismo modelo que prosiguió Zapatero en su primera legislatura. En este punto no se salva nadie. Sin ese reconocimiento de culpas tanto del PSOE como del PP, que es menester tasar y medir escrupulosamente para que no se repitan en el futuro, es inútil embarcarse en ningún tipo de cambalache o pacto sobre nuestro modelo educativo o la política energética para los próximos veinte años.

En todo caso, cabe saludar positivamente este panfleto de Chaves, porque, por primera vez, alumbra que la nueva Ley de Economía Sostenible, que se aprobará en los próximos meses, irá acompañada de dos nuevos Fondos; uno de 20.000 millones, que va a gestionar el ICO para apoyar y financiar inversiones de alto contenido tecnológico e innovador; y por otro lado, un nuevo Fondo Estatal de Inversión Local para el Empleo y la Sostenibilidad dotado con 5.000 millones de euros. Supuesto que fuera verdad lo expuesto por Chaves cabría preguntarle al PP por su alternativa de Gobierno. O mejor, ¿cuál es el discurso del PP a los españoles para demostrar que el proyecto de Zapatero es filfa?

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Acceda a los 4 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular