Menú

Crisis de Gobierno

España tiene ya una crisis de Gobierno que, lejos de resolverse, se verá agravada cuando le retire el apoyo Ciudadanos.

0

No son sobresaltos las detenciones de González y el requerimiento de la Audiencia Nacional a Mariano Rajoy para que declare en calidad de testigo por Gürtel. Son los efectos de algo que empezó hace mucho tiempo en el PP. Fue algo muy grave, sí, que los populares creían que podía pasar y todo el mundo lo olvidaría. Falso. Del Tamayazo a la detención de González hay una larga historia. Muchas cosas están aún por descubrir. ¿Qué consecuencias políticas tendrá todo esto? Hay gente que no quiere oír esta pregunta. Pero es necesario formularla y no engañar a nadie. La consecuencia formal e inmediata de lo que está pasando está a la vista, pero durante algunos días, quizá semanas, el ruido mediático las ocultará.

Pero no es menester ser Pericles o Maquiavelo para levantar acta de lo obvio. El PP no puede zafarse de la corrupción. La realidad corrupta lo persigue como un fatum. Pareciera que el destino estuviera jugando su última baza contra el PP de Madrid y también contra el PP de Mariano Rajoy. Aquí no puede, o mejor, no debe separarse estos dos acontecimientos, a pesar de los esfuerzos que hacen algunos periodistas cercanos al PP para tratarlos como si fueran dos PP distintos. Además, unos y otros, los del PP de Madrid y los del Nacional, si así puede hablarse, cometen el mismo error: vivir de ilusiones y engaños; sí, quienes estaban en esas tramas de negocios corruptos, siempre vinculados al partido, creían con ingenuidad de estulto que nunca les llegaría a ellos. Ilusos.

Les ha llegado y, además, de modo parecido como le tocó en suerte al PSOE de Felipe González. Entonces fue un empresario chileno, quien cantó porque no le pagaban lo suficiente, ahora ha sido otra venganza de alguien que no estaba contento con el trato que el partido le había dado. En estas inmensas tramas de corrupción, velis o nolis, siempre habrá alguien, que tarde o temprano, hablará… Sí, igual que cayeron personas todopoderosas en el pasado, hagan un repaso de la lista y sentirán cierto escalofrío, están cayendo en el presente; otra vez, sí, empieza a derrumbarse la corrupción, el metasistema, que mantenía el sistema. Sucedió con Felipe González. Recuerden que faltó muy poco para que fuera procesado y algo más… Tuvo que ir a declarar, sin embargo, como testigo por un caso de corrupción, aunque ya hacía dos años que había dejado la presidencia del Gobierno de España.

Y ahora, cuando el PSOE está descabezado y sin orientación, le ha tocado, nada más y nada menos, que a Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España. Tendrá que ir a declarar como testigo de uno de los mayores casos de corrupción del PP, el Gürtel. ¿Cómo alguien en sus cabales puede quitarle importancia a este suceso? Terrible. La cosa es gravísima y sus consecuencias ya las estamos viviendo. Hasta ayer no imaginaba a nadie con vergüenza periodística que tratase un hecho de esta naturaleza con espíritu de velación, pero los hay por todas partes. Son mercenarios al servicio del poder dispuestos a negar lo evidente, o sea, que estamos asistiendo a una crisis de gobierno en toda regla. Sí, sí, cuando es el presidente del Gobierno la persona afectada, no podemos plantear que el Gobierno entrará, tarde o temprano, en una crisis, sino que tendremos que reconocer que España tiene ya una crisis de Gobierno, que lejos de resolverse se verá agravada cuando le retire el apoyo Ciudadanos… ¿O cree alguien que, después de estos sucesos, Ciudadanos, los diputados canarios y otros grupos políticos, en el Congreso de los Diputados, se comportarán con el Gobierno del PP con el mismo ímpetu e intención colaboracionista que hasta ahora habían mostrado?

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El cardenal Omella deja en evidencia las mentiras de Marta Rovira
    2. La Izquierda "chic" contra la bandera española
    3. Los delirios de Marta Rovira en 'La Vanguardia'
    4. El Consejo de Europa avala las cárceles españolas y se preocupa por la situación "intolerable" de las belgas
    5. Ferreras compara esRadio con una radio que fomentó el genocidio en Ruanda
    0
    comentarios

    Servicios