Menú

Del 5,8 al 5,3

La UE es, antes que nada, un lugar para hacer política. Y así lo ha entendido muy bien Rajoy, que ha jugado sus cartas con gran precisión: propuso con inteligencia algo que nadie esperaba y ahí está el resultado: ha conseguido casi todo

0

Hay periodistas que se extrañan, e incluso hacen aspavientos retóricos, porque  que el gobierno de España haya aceptado la fijación del déficit para este año en el 5'3 por ciento del PIB, siguiendo la imposición del Eurogrupo, y no el 5'8 propuesto por Rajoy el 9 de marzo. Creo que esta extrañeza nace del desconocimiento del arte de la política en general, y del funcionamiento de la política en la UE en particular. Esos analistas que ven contradicciones entre lo que dijo Rajoy y hoy acepta el Gobierno español no sólo no explican el significado de ese cambio en las cifras del déficit, sino que no entienden nada de política, es decir, de la complejidad que entraña una negociación sobre cualquier asunto por parte de un gobierno nacional en la UE.

La UE, "el monstruo gentil de Bruselas" como le llama Enzensberger, lejos de ser, como creen los obtusos, sólo una institución de imposiciones y sanciones, una burocracia supranacional, a la que los gobiernos sólo le deben "fidelidad" ovejuna, es sobre todo, un gran ámbito, un espacio inmenso, en fin, un foro público de negociación de competencias normadas entre naciones. En otras palabras, los gobiernos nacionales cuánta más política hagan, es decir, cuántas más propuestas inteligentes y fuertes hagan en los procesos propios de la negociación, y a veces en los límites de esos lugares, sobre cualquier asunto más sacarán para su provecho. La UE es, antes que nada, en efecto, un lugar para hacer política. Y así lo ha entendido muy bien Rajoy, que ha jugado sus cartas con gran precisión: propuso con inteligencia y cargado de razones algo que nadie esperaba y ahí está el resultado: ha conseguido casi todo. Eso es la política: dijo que era imposible cumplir el déficit del 4'4 por ciento del PIB y han conseguido que le acepten el 5'3.

He ahí una prueba más de que estamos ante un gobierno político, según declaró el propio presidente del Gobierno, a saber, un gobierno dispuesto a dar todas las batallas sobre cualquier de negociación para el bien de su país. Eso es política, o sea, reformismo. ¿Qué otra cosa mejor puede ser la política que negociación y reformismo? Lo desconozco. Gracias a esa política, sí, Rajoy ha conseguido algo inédito en la historia de los gobiernos españoles en la UE: primero, ha evitado cualquier tipo de sanción económica por saltarse un plan establecido por la UE; segundo, ha conseguido introducir criterios de flexibilización en la UE sobre el déficit, e incluso ha sido visto con simpatías por otros países; y tercero, las alegaciones que ha presentado España, especialmente en materia de la herencia recibida y sobre las predicciones sobre crecimiento económico, han sido casi todas ellas aceptadas por el Eurogrupo.

El gobierno de Rajoy ha demostrado que España es alguien en la UE. O sea es un gobierno dispuesto a hacer política con seriedad por el bien de la nación española y, de paso, de la UE.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Escándalo en Noruega por la difusión de las fotos más íntimas de una jugadora de balonmano
    2. Los insultos al rey Felipe de Manu Guix, director musical de 'OT'
    3. Pregunta de TV3 a Arrimadas: "¿Cómo es que los diputados de Cs no cantan Els Segadors?"
    4. El increíble cambio físico de Amaia Montero en su regreso a la música
    5. Pedro J. Ramírez y Cruz Sánchez de Lara se confiesan por primera vez tras su matrimonio
    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios