Opinión
Noticias y opinión en la red
De la zeta a la ceja

Después del 9-M

Una exposición de Velázquez en el Museo del Prado, otra de Picasso en el Reina Sofía, prestada temporalmente mientras rehabilitan su museo natural en París, y la de Modigliani en el Thyssen, el pintor más falsificado del mundo, son los grandes acontecimientos "culturales" (sic) que resumen el estado de la cultura en España. Quizá podría citarse una adaptación del Tío Vania del siempre grande Chéjov en el teatro María Guerrero para completar el pobretón ambiente cultural. Podríamos hacer un esfuerzo, sí, y añadir al estado lamentable de nuestra cultura unos cuantos espectáculos más. Pero, no nos engañemos, sería un esfuerzo inútil para negar lo evidente: la cultura en España está en bancarrota. Peor, a disposición de groseros y gentes con joroba, que cabalgan la alegría como si fuera un burro de carga.

El futuro será más crudo. Mucho más. Después del 9-M, si ganan los de la zeta a la ceja, será terrible. Eso no significa que me haga demasiadas ilusiones en asuntos culturales con los buenos chicos del PP. Todo empeorará. El Museo del Prado incluso sólo quedará reservado para turistas. En realidad, ya hay más turistas que "nacionales". ¿Exagero? Quizá. Ya sé, ya sé, que se publican "nuevas" novelas españolas, pero son irrelevantes, o peor, han convertido los temas tabúes, como exilio o guerra civil, en un esperpento de un esperpento. No expresan otra cosa que no sea resentimiento contra su propia incultura. Los autores teatrales son inexistentes y los cineastas están siempre en campaña electoral. Y así suma y sigue. Me temo que en los próximos años me tendré que conformar con el Museo del Prado y alguna rara exposición.

Este país quedará reducido cultural e intelectualmente a lo que es política y económicamente. Poca cosa. Una curiosidad al sur de Europa. Algo menor, o peor, un país de camareros para servir turistas, un país de analfabetos, que se creen superiores porque han llegado otros más desarrapados que nosotros. El capital europeo terminará por comprar, definitivamente, España. Iberdrola ya está sentenciada. Y la "política" seguirá reducida a subvención y caciquismo. El futuro está escrito; tendremos que arrastrarnos entre un partido político totalitario y otro amaestrado. Nadie espere algo del futuro. Este es un país sin esperanza. Nuestro futuro es vivir dependiendo de un basurero socialista y nacionalista. Pisitos subvencionados por las comunidades autónomas, pagas extraordinarias en Navidades y verano, comida y cañas asegurada. No existen otras aspiraciones. Nada.

Esa "nada" miserable y mezquina la he visto al leer los periódicos, o mejor, al ver a la señora de Valladolid abrazada el hombre de León. Allí estaba retratada la España profunda. La España sin dignidad. La chica de la Cruz Roja, la señora Velasco, abrazada a Rodríguez Zapatero era todo un presagio de lo que sucederá dentro de un mes. Los listos e inmorales, los sacamantecas y los chulos, la escoria española de todos los tiempos luchan por hacerse, otros por rehacerse, su fortunita al lado de los jerifaltes del poder. Antes abrazaban a Franco y ahora besan a Rodríguez Zapatero. Lo decisivo es abrazar al dueño de la olla. Sobreactúan y disfrutan lamiendo el trasero del poderoso. Esclavos. Es su condición. Si alguien les diera un chusco de pan más, sólo uno más, se pasarían a sus huestes. Siempre fue así. Nadie se extrañe ni se rasgue las vestiduras.

La excelencia será pisoteada. Los viejos muchachos del nuevo totalitarismo, los señores Manuel y Serrat, o lo hijos de los franquistas, los señores Sabina y Bosé, con sus deditos arqueados para que votemos a Rodríguez Zapatero confirman el abrazo de la chica de la Cruz Roja. Añaden miseria a la miseria. Y, si no tienen pruebas suficientes de lo que digo con las majaderías de estos carcamales millonetis, esperen a la próxima semana y verán al muchachote de la ceja asestar con su vara populista otro golpe mortal a la democracia. La cosa será anunciada en Toledo.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular