Opinión
Noticias y opinión en la red
Socialistas contra el PSOE

El caballo de Basta ya

A nadie debería asustar el surgimiento de un nuevo partido político, sobre todo si surge como una fracción del PSOE. ¿Cuánto tiempo llevamos quejándonos de que, a pesar de las barbaridades del socialismo de Zapatero, nadie se movía en el PSOE? ¿Cuántas veces hemos clamado para que surgiera una línea seria en el socialismo para parar la destrucción de la Nación que lleva a cabo el socialismo de Zapatero? ¿Quién no ha clamado en los últimos años porque surgiera un grupo de socialistas que pusiera en su sitio a Zapatero? Pues bien, aunque un poco tarde, han surgido. Felicitémonos. Nunca es tarde si la dicha llega.

Aplaudo la iniciativa de 45 personas para promover un nuevo partido. Todas proceden del socialismo. Todas son votantes socialistas. Todas están hartas de la política de Zapatero. Si yo estuviera en su situación, y no fuera capaz de dar el salto democrático para votar al PP, haría otro tanto. Bravo, amigos. Por algún lugar hay que comenzar el camino de la liberación democrática. Veo con entusiasmo el surgimiento de este nuevo partido. Más aún, cualquier demócrata debería estar contento, primero, porque trae aire fresco para oxigenar la irrespirable atmósfera creada por los nacionalistas y socialistas, por los socialistas y los terroristas y, por supuesto, por las vías abiertas por los populares para pactar con los nacionalistas en el futuro.

Esta iniciativa nos recuerda, en primer lugar, que la política, el foro público, no tiene ningún propietario definitivo. Quizá sería más cómodo para la mayoría de estas 45 personas entrar en el PP e, incluso, haber aceptado el ofrecimiento de Rajoy para formar parte de las listas del PP como independientes. Quizá en el futuro puedan entenderse. Nada debe descartarse, pero, en principio, veo con interés que prefieran formar un nuevo partido, porque eso es signo de crítica contra los grandes partidos, que tienden fácilmente a creer que todo el espacio público les pertenece. En segundo lugar, la aparición de este nuevo partido ayudará a clarificar las posiciones oscuras, los apaños para formar mayorías que repelen el sentido común y, sobre todo, será muy crítico con las política antidemocráticas y totalitarias de su partido de procedencia, el PSOE.

Por lo tanto, motivos y razones para formar un nuevo partido sobran si contemplamos el devenir totalitario del PSOE. Además, comprendo que estos socialistas no quieran estar con gentes como López Garrido y Pérez Rubalcaba. Me hago cargo lo duro que debe ser para un socialista ver en la calle a De Juana Chaos por el entreguismo de Zapatero. Soportar a ese personal tiene que ser insufrible.

¿Qué viabilidad real puede tener esta formación a corto plazo? ¿Cuántas actas de diputados pueden conseguir? Las respuestas a estas preguntas no creo que sean para tirar cohetes por buenas que tengamos las intenciones, pero tampoco para caer en el pesimismo derrotista. Al contrario, de entrada, moviliza el voto sectario del socialismo. ¿Por qué no pueden existir muchos socialistas que vean con buenos ojos a la gente de Basta ya? Además, este nuevo partido surgido en el País Vasco puede que se una al grupo de Ciudadanos de Cataluña. Entonces ya no estarían tan solos. Y quién sabe si en Madrid, por ejemplo, Leguina se atreve a dar el salto y apoya esta iniciativa... Aunque suene a tópico, todo es posible.

No quisiera caer en el cuento de la lechera, pero la iniciativa del grupo de Basta ya deja abierta algunas expectativas plausibles. Esperemos que la inteligencia de la directiva del PP no se lance en tromba contra esta iniciativa. Esperemos que su prudencia no los vea sólo como competidores sino también como colaboradores. En fin, si yo fuera del PSOE me montaría en el caballo de Basta ya y haría la "revolución", la única verdadera, la democrática. Esa que hace mucho tiempo ha hecho la mayoría de los votantes del PP.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular