Opinión
Noticias y opinión en la red
Manifestación de la AVT

La luz de las víctimas

Me llaman un par de amigos de fuera de Madrid comentándome mi intervención en la manifestación del sábado. Dicen haberla oído entera por la COPE. Sin embargo, un poco más tarde, me llama otro desde Barcelona y me insiste en que únicamente han dado las palabras de bienvenida a los manifestantes. No sé qué pensar. Quizá los primeros han confundido la bienvenida con el discursito, o quizá el segundo sólo oyó el comienzo, porque se cortó la emisión en Cataluña por alguna extraña razón. ¿Ya han empezado hacer de las suyas el tripartito? Tampoco tiene tanta importancia. En todo caso, para sacar a mis amigos de la confusión les digo que lean entero el discursito en Libertad Digital y yo les dejo aquí la bienvenida y el cierre.

Una y otra, como el resto de mi intervención, sospecho que no gustaron a los melifluos analistas de la política que están cercanos a los abrevaderos del poder. Unos te descalifican por el tono y otros por estulticia. Así es la vida. Lo cierto es que el sábado fue un día histórico para los seres libres de España, gracias a la lucha política de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

 En fin, a la llegada de la cabecera de la manifestación dije:

 "Buenas tardes, gracias, y enhorabuena. Bienvenidos a este gran acontecimiento ciudadano. Gracias por responder con generosidad a la convocatoria de las víctimas del terrorismo.

Enhorabuena por participar en este acto de rebelión cívica, de contestación ciudadana, contra la claudicación del Gobierno ante el terror. Pero, sobre todo, expreso mi agradecimiento a las víctimas por darnos la oportunidad de canalizar nuestro sentimiento de indignación contra un Gobierno que equipara la víctima al verdugo. La víctima no es una parte de un problema. Es la base moral y política de la democracia española.

Porque el destino de la democracia española va del brazo del destino de la víctima, doy las gracias a la AVT por invitarnos a participar en este acto de contestación cívica, o sea, político, a favor de la democracia, que es el principal objetivo criminal de los terroristas. Gracias, pues, a las asociaciones de víctimas, porque pocas son las organizaciones civiles que pidan tan poco y ofrezcan tanto. Sólo nos piden compañía, pero a cambio nos dan solidaridad y libertad para que crezcamos como ciudadanos de España.

Sed todos bienvenidos y gritemos por la memoria de las víctimas:Rendición, en mi nombre, ¡no!

 Gracias por este grito persuasivo y desgarrado, vital y apasionado. Grito de víctima. Grito político."

 Después del discurso de Francisco José Alcaraz, lleno de nostalgia y emoción por lo sucedido, cerré el acto con estas palabras:

 "Muchas gracias a todos. Gracias por participar en este grandioso acontecimiento cívico. Político. Esta inmensa reunión de ciudadanos españoles termina ahora, pero su espíritu permanecerá en la memoria política de todos los hombres de bien. Gracias, otra vez; el acto termina, pero el espíritu de la rebelión cívica continúa. ¡No dejéis que muera!"

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.