Opinión
Noticias y opinión en la red
Victor Pérez Díaz

La mentira de un científico

Hace mucho tiempo que aprendí que en nombre de la ciencia pueden cometerse los mayores abusos. La mentira "científica", o mejor, emitida en nombre de la ciencia puede ser fácilmente utilizada para justificar cualquier tipo de salvajada "política". Eso he sentido al leer en ABC una entrevista con Víctor Pérez Díaz, de profesión sociólogo. Ante las preguntas políticas del entrevistador, especialmente cuando se refiere a los compromisos del Gobierno con el nacionalismo vasco y catalán, Pérez Díaz nos advierte varias veces que habla desde una perspectiva ajena a la lucha política por el poder. Quiere hablar sólo como científico. Quiere ser, repitamos la palabra mágica de los científicos sociales, "objetivo". Está bien. Juzguémoslo como científico.

¿Qué aspectos relevantes pueden destacarse del entrevistado como científico? A decir verdad, no demasiados. Hallo la entrevista llena de tópicos, lugares comunes y ganas de quedar bien con el PSOE y el PP. Todo ella es políticamente correcta. Entrevista para olvidar, porque los diagnósticos sobre los males de España –débil identidad colectiva, confusa memoria histórica, negación del futuro y percepción falsa de nuestro lugar en el mundo– no están suficientemente justificados, o sea, sus causas aparecen en una nebulosa oscura, y el pronóstico es peor que falso, inexistente. Este científico social no sabe, o mejor, no tiene una idea de España como nación. Más aún, prefiere hablar antes de "casa dividida" que de nación, o sea, nada. Ganas de engañarse.

Desliza, sin embargo, algunas opiniones que no sólo son discutibles, sino que ponen en tela de juicio el saber sobre el que se parapeta el entrevistado. Sí, dice el sociólogo, el científico de la sociedad, el hombre que analiza objetiva y distanciadamente la comunidad política en la que él reside, que el mayor problema de España en general, y de nuestra Constitución en particular, es que dio un trato igual a lo que es desigual. Sí, Pérez Díaz, el sociólogo, mantiene que Cataluña y el País Vasco han sido tratadas del mismo modo que el resto de las comunidades autónomas. Absurdo. ¿El País Vasco tratado igual que la Rioja? ¿Cataluña tiene las mismas cadenas de televisión que Extremadura? ¿Andalucía tiene los mismos Fueros que Navarra?...

En fin, el Estado-nación, España, apenas existe en Cataluña y País Vasco, pero el sociólogo Pérez Díaz dice que han sido tratadas del mismo modo que el resto de comunidades. Basta con señalar que Cataluña tiene un Estatuto que la define como nación por un lado, y que los nacionalistas del País Vasco siguen manteniendo en vilo al resto de España por su terror y amenazas de secesión por otro, para saber que nunca fueron tratadas esas comunidades en pie de igualdad con el resto de comunidades. ¿Cómo es posible que un científico social mantenga esa majadería intelectual? ¿Cómo un hombre sabio puede mantener lo que cualquier ciudadano, que preste un mínimo de atención al devenir de España en los últimos treinta años, puede desmontar de múltiples maneras?

No seré yo quien conteste a esos interrogantes, pero de su respuesta seria y sensata depende el futuro de una universidad, la española, que hoy por hoy es inexistente, si los mejores están representados por el sociólogo Víctor Pérez Díaz.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.