Opinión
Noticias y opinión en la red
Opinión

Las elecciones gallegas en América

Poner al zorro a cuidar el gallinero es un desatino. El refranero, a veces, es impecable para comprender la realidad. Ya verán porqué lo digo. Para las elecciones gallegas el PSOE nombró una especie de embajador volante en los países de Hispanoamérica. Su objetivo formal era vigilar la limpieza del proceso electoral de los emigrantes. Que la voluntad libre y soberana de los votantes no sea quebrantada por nada ni por nadie es, en fin, la preocupación “dominguera” del extraño embajador. Este buen hombre del PSOE en tierras de la América española, según sus propios compañeros del PSOE, parece que ha conseguido afianzar las buenas relaciones establecidas por Zapatero en algunos de esto países. Las visitas que ha girado este “embajador volante” por distintos países han concluido con resultados apoteósicos. Ha logrado comprometer en las elecciones gallegas la participación de al menos dos presidentes de Repúblicas iberoamericanas. ¡Acuerdos vistosos para ciudadanos despistados!
 
Así, por ejemplo, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, se ha responsabilizado ante el citado enviado de Zapatero a custodiar los votos de los emigrantes españoles, o mejor, gallegos, en tierras de la bella Venezuela. También el presidente populista de Argentina, Kirchner, ha llegado a un acuerdo semejante con el enviado del PSOE. Él mismo se encargará de velar porque los votos de los gallegos en Argentina no sean manipulados. Si estos presidentes fueran normales, demócratas convencidos, serían dignos de alabanzas sus compromisos con el gobierno de España, pero conociendo sus respectivas trayectorias en Venezuela y Argentina respectivamente, cabe sospechar lo peor. El primero, Chávez, además de ser un golpista más preocupado por la revolución comunista-bolivariana que por la calidad de la democracia, es un experto manipulador de elecciones y algún que otro referéndum. El segundo, el argentino, es un populista, más preocupado porque el Gobierno socialista le condone su deuda con España que cualquier otra cosa, tampoco hará demasiados remilgos para hacer la vista gorda ante cualquier posible manipulación del voto gallego en Argentina.
 
Si a todo ello unen los fuertes lazos que vinculan a estos dos presidentes con Zapatero, entonces no les quepa la menor duda sobre cuál será el sentido del voto de los emigrantes españoles en Venezuela y Argentina. ¡El pucherazo está cantado!
 
Ojalá me equivoque.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.