Opinión
Noticias y opinión en la red
Leguina

Ocaso de la nación

Leguina ha escrito un libro con el título: La luz crepuscular. No he leído el libro, pero no me gusta el título. Tiene algo raro. Suena tan hueco como sus declaraciones. Yo hubiera elegido otros, por ejemplo, Luz del ocaso o Atardecer melancólico. O, sencillamente, Al final, nada. No hay luces crepusculares. Tampoco tardes melancólicas, porque la tarde en sí misma es siempre melancólica. Leguina lo sabe, pero oculta la terrible verdad de esa melancolía: la luz del ocaso desaparece. La oscuridad nos invade. Sobrecoge. Vivimos la noche oscura de la política española: la muerte de la Nación.

Leguina conoce el secreto de esa muerte, pero se lo guarda. Le basta con pregonar la desgracia. Sus oyentes asienten, incluso sus adversarios lo celebran, pero todos intuyen que no va a ninguna parte. No es, sin embargo, Leguina un cínico. Creo que tanto el título de su libro como las manifestaciones contra Rodríguez Zapatero y el Estatuto de Cataluña revelan el síntoma de una terrible enfermedad: la descomposición política de la nación española. Leguina lo sabe, sí, pero no quiere reconocer sus responsabilidades, o mejor, sus irresponsabilidades pasadas en ese proceso de destrucción.

Y, además, elude también asumir sus responsabilidades futuras; esto es aún más grave, pues que llega a declarar, después de criticar aceradamente a Montilla, que le votaría si viviese en Cataluña. ¡Viva la coherencia revestida de disciplina de partido! Estamos ante un total irresponsable político. Es un absoluto fuera de juego que, al fin, se atreve a decir lo que sabe todo el mundo. Pero, insisto, no son cínicas las declaraciones de Joaquín Leguina, sino que constituyen el síntoma de la situación degradada de la política española. Su única "virtud" es poner en evidencia lo que debería denunciar a todas horas el PP.

Hemos llegado a tal degradación democrática que un socialista trasnochado, y al margen de los aparatos del poder del partido, como Leguina parece más sensato que toda la oposición del PP, que asiste callada a la muerte de la nación. El llamado régimen "democrático" ha matado la Nación española, sí, y pronto la descomposición del Estado-nacional será total, pero el PP calla, simula y hace como si la cosa no fuera con él. En fin, Rajoy nos entretiene con no sé que pacto sobre la educación, mientras Leguina se pone medallas de libre-pensador. Vida. Perra, sin duda alguna, si está dirigida por la casta política.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Acceda a los 5 comentarios guardadosClick aquí