Opinión
Noticias y opinión en la red
El sábado, con la AVT

Pasión y razones por una manifestación

Iré a la manifestación del sábado porque las víctimas del terrorismo me dan la oportunidad de ejercer mi ciudadanía. Naturalmente, hay otras mil razones para asistir a la manifestación. Pero, sobre todo, hay una pasión que me mueve a estar con las víctimas: detesto a los "políticos profesionales" que juegan con las víctimas del terrorismo para sacar réditos a sus macabros intereses. Detesto, cada vez más, a los políticos que quieren construir sobre la sangre de la víctima un nuevo mecano político, un monstruo, que algunos se atreven a llamar "Estado confederal" de carácter totalitario. Detesto también a lo políticos que sólo tácticamente apoyan a la víctima, pues aunque la utilización de su dolor para conseguir votos sea una forma más suave que la anterior de negar su capacidad de rehabilitación pública, es igualmente perversa su maniobra para "matar civilmente" a la víctima.

Estaré, pues, en la manifestación, porque combato cualquier forma de negación de la víctima, de asesinato civil de la víctima, en el proceso democrático. Más aún, porque el cuestionamiento de la víctima es la desaparición de la democracia, criticaré siempre a quienes confunden la táctica política con los principios democráticos de la AVT. No entiendo el planteamiento de quienes se preguntan sobre la oportunidad de esta manifestación. Menos aún entenderé, desde el punto de vista político, la ausencia de Rajoy. Allá él, pero sepa que indirectamente está contribuyendo no sólo a su deslegitimación personal y política, sino también al desprestigio del sistema democrático.

¿Exagero? Quizá. Incluso alguien podría pensar que el PP salva a Rajoy. Quizá, pues que no deja de ser verdad que el PP apoya la manifestación. Felicitémoslo. Pero faltará Rajoy. Lamentémoslo. Quizá le asistan todas las razones tácticas del mundo para ausentarse. Pero desperdicia una oportunidad única de estar con todos los suyos, sí, con sus militantes, votantes y dirigentes. Es síntoma extraño que estén todos los dirigentes del PP y falte Rajoy. Estarán, según han declarado ellos mismos, Esperanza Aguirre, Jaime Mayor Oreja, Ángel Acebes, Eduardo Zaplana, etcétera, etcétera, pero Rajoy faltará...

¿Significa esto que Rajoy se queda solo? Sería terrible ver en algún titular de prensa: Rajoy se aísla.

Pero, peor, muchísimo peor, que ese titular, sería descubrir la respuesta a esta pregunta: ¿quién le da la razón a Rajoy para no asistir a la manifestación? ¿Quién está de acuerdo con su argumento para no asistir por razones coyunturales a la manifestación de la AVT? Sí, sí, Rajoy no irá al acontecimiento político de la AVT, seguramente, porque en estos momentos, posiblemente, el Gobierno y ETA han suspendido temporalmente la negociación. En efecto, quizá para Rajoy hubiera sido mejor que la AVT convocara esa manifestación, precisamente, cuando supiéramos a ciencia cierta que prosigue la entrega del Gobierno a ETA. Pero el problema no es, ahora, si hay o no negociación entre ETA y el Gobierno, sino quién le da la razón a Rajoy para no asistir a la manifestación ya convocada. Ese el endiablado asunto. ¿Le dan la razón sus compañeros de partido? No. Estarán allí los más representativos. ¿Le dan la razón los analistas políticos más serios de la nación? No. Cualquier periodista honrado sabe que el proceso entre ETA y el Gobierno prosigue por vías diferentes. ¿Le darán la razón los cientos de miles de asistentes a la manifestación? Obviamente, no.

¿Entonces quién le da la razón a Rajoy? El PSOE. Sí, sí, el Gobierno es el único que defiende que ha interrumpido su negociación con ETA. Terrible.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular