Opinión
Noticias y opinión en la red
Incendio de Guadalajara

¿Qué es Castilla-La Mancha?

Castilla-La Mancha es una Comunidad Autónoma al servicio del PSOE. No al revés. A las pruebas me remito. La gestión socialista del incendio es tan indecente que parece no preocuparles la Comunidad de Castilla-La Mancha. Ante una tragedia como la de Guadalajara bien podemos decir que Castilla-La Mancha apenas es nada. Una Comunidad que dejó, permítanme el casticismo, hecha unos zorros el actual ministro de Defensa, que se ha quitado de en medio como si la cosa no fuera con él. No, señor Bono, hace mal en hacer mutis por el foro. Pues que si usted dice que los ejércitos están para ayudar y no para matar, entonces usted debería haber estado inmediatamente allí, exactamente, donde estaba el peligro. ¡Qué cosa es esa de que a usted nadie lo llamó! No le pido coherencia, porque usted desconoce el significado de esa palabra, pero sí un poco de valentía para reconocer alguna responsabilidad en el pasado y, sobre todo, en el presente.
 
Oír a los vecinos de Guadalajara es llorar. Oír los lamentos de los ciudadanos es una manera dramática de juzgar a nuestros gobiernos. Oír las excusas de quienes deberían haber gestionado la tragedia Guadalajara da vergüenza ajena. Tiempo habrá, sin embargo, de exigir responsabilidades a las autoridades políticas por su ineficaz gestión Tiempo habrá también de criticarlas por eludir arteramente sus responsabilidades. Y, por supuesto, tiempo habrá para exigir ceses y dimisiones por su actuación fatal. Por tanto, estoy de acuerdo con quienes creen que antes de criticar hay que matizar. Bien, ábrase una investigación seria y profunda sobre lo que ha pasado y depuremos, como se dice en lenguaje forense, responsabilidades.
 
Pero ninguno de esos razonamientos y proyectadas tareas nos libera de tener la sensación de vivir en una nación donde en cualquier momento puede pasar cualquier cosa. Vivir en un sitio donde todo es posible, no lo duden, es vivir a las puertas de una sociedad totalitaria. ¡Desconfíen de las sociedades sin “imposibles”! No se trata de que los ciudadanos estén sometidos a la contingencia, sino que esto parece un país de cartón piedra. Es de temer un Estado con una vertebración tan débil, pues es presa fácil de politicastros obtusos y populistas. En la tragedia de Guadalajara hay, en concreto, dos noticias que me han hecho pensar, primero, en la miseria humana y, luego, en la estulticia de los dirigentes de Castilla-La Mancha. La primera se refiere a que la Comunidad de Castilla-La Mancha, a pesar de tener un convenio de colaboración contra incendios con la Comunidad Valenciana, no utilizó los servicios de esta Comunidad. La segunda es similar a la anterior pero, ahora, la rechazada fue la de Madrid. Tampoco los de Castilla-La Mancha quisieron disponer de la ayuda que la Comunidad de Madrid le ofreció para sofocar el incendio.
 
Curiosamente, ya es casualidad, las dos comunidades rechazadas están gobernadas por el PP. No quiero ni pensar, sobre todo por piedad a las familias de los fallecidos, que no se recurrió a la ayuda de estas comunidades por motivos partidistas, pero, si así hubiera sido, la gestión del incendio de Guadalajara más que trágica es miserable. Si es verdad que los responsables del gobierno de Castilla-La Mancha rechazaron las ayudas ofrecidas por las de Madrid y Valencia por partidismo, entonces habría que criticarlos por algo más que obtusos, ineficaces e ineptos en la gestión de una tragedia. Por malvados.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.