Opinión
Noticias y opinión en la red
Tregua de la ETA

Sin salida

Las declaraciones de Zapatero en Baracaldo son teatrales. Vacías. Nada. Dicen que Zapatero había avisado ya a Rajoy sobre esta negociación con ETA. Da igual, aunque bien haría el jefe de la oposición en mostrarse inflexible con esas tácticas secretistas y despreciativas, porque lo realmente decisivo para la política nacional es que Zapatero ha empezado a pagar el precio de la tregua. La prueba de ese pago fue publicada el sábado en la prensa nacional, aunque hay gente que le cuesta ver lo que tiene más cerca. La noticia que hay que comentar no es, pues, lo de Baracaldo, sino lo publicado el sábado.

El anuncio de Baracaldo era previsible desde hace una semana, sí, desde que ETA dijo en Gara que lo quería todo y ya. Zapatero, en efecto, no creía que la cosa con los terroristas fuera a ir tan rápido. Pobrecillo. ¿Qué hacer ahora? Pues, como no sabe hacer otra cosa, ganar tiempo. Sólo pretende demorar el proceso hasta llegar a las próximas elecciones con el cuento de que las cosas van mejor que nunca. ¿Lo dejarán los terroristas explotar ese filón? Lo dudo. Por lo tanto, tiempo, tiempo y tiempo es exactamente lo que los terroristas no le van a conceder a Zapatero. ETA lo repite todos los días: el tiempo se acaba y a ellos hay que darles la amnistía, la excarcelación y la anexión de Navarra. He ahí la tragedia de Zapatero.

Porque todas esas exigencias son imposibles de satisfacer, y porque el jefe de Gobierno es muy mal político, ETA acabará más pronto que tarde con Zapatero. De momento ya está envuelto totalmente en la maraña terrorista. Sus ideólogos cada vez dudan más y no saben cómo ayudarlo. Algunos, incluso, se atreven a pedirle un poco de pedagogía política, o sea, un poco de sosiego y cordura. Ciertas columnas de El País empiezan a ser patéticas, pero en su desazón revelan un poco de inteligencia, pues que no ven cómo alimentar el proceso de negociación con ETA hasta llevarlo a buen puerto. Comprendo que los asesores de Zapatero estén preocupados. Ahora, a la mitad del camino, empiezan "a tener miedo" de haberse equivocado. Creían controlar la lógica terrorista, pero sucede exactamente lo contrario. ETA está minando poco a poco el proyecto suicida de confederación de Zapatero. El engranaje criminal de ETA está dando al traste con el sectarismo totalitario de Zapatero.

ETA, de momento, va ganando. El sábado, insisto, estaba escrito en los marcadores de la prensa. Me refiero al barómetro de abril llevado a cabo por el propio Gobierno sobre el alto el fuego anunciado por ETA el 22 de marzo. Los resultados de esta encuesta del CIS son un varapalo para Zapatero, aunque el domingo, en Baracaldo, intentó sacar pecho y hacer unas declaraciones que sólo aparentemente precipitan la negociación con ETA. Esos resultados contienen la verdadera cuestión política que ahora se debate. Todo lo demás es paja. La encuesta del CIS determina todo el proceso. Para Zapatero tuvo que ser absolutamente descorazonador saber que más del 50% de los españoles no confía en la tregua de ETA. Él, y sólo él solito, que pretendía arrastrar a más del 80% de la población con el rollo de la tregua, se encuentra con que más del 54 % de los españoles ve el alto el fuego de ETA con escepticismo. Con todo, hay en esta encuesta otro pago más gravoso para Zapatero, a saber, que PSOE sólo aventaja en dos puntos al PP en unas posibles elecciones.

El resultado de la encuesta, pues, tiene que ser terrible para alguien que tenía fijadas todas sus expectativas electorales en el alto fuego de ETA... ¿Dónde está la salida? ¿Quién dijo miedo?

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular