Opinión
Noticias y opinión en la red
Un año de Gobierno ZP

Un estado de ánimo

Si una columna es un estado de ánimo, ésta debería revelar que sólo me mueve a escribir contra este Gobierno la tristeza que me produce su mala educación y peor cultura. Todo en este Gobierno mueve a conmiseración. Su “arte” de engañar, pues, con culturilla y sin paideia acerca de su procedencia, de la plebeyez heredada, un día de marzo del año 2004, mueve al desprecio más que al nihilismo. Pero, aunque sólo sea por mera supervivencia, tenemos que esforzarnos en comprender qué hay detrás de este Gobierno. O descubrimos cuál es su verdadera ideología y estrategia política o esta gente acaba con lo poco que queda de Estado de derecho. Ha pasado un año de Gobierno y todo parece peor que el primer día. Pocos signos hay para la esperanza. Ayer, sin embargo, hubo un atisbo de razón en el periódico que sustenta la “política” del Gobierno: El País se negó a editorializar la propaganda hecha por el PSOE sobre su año en el poder.
 
Que el diario El País no haya valorado el año de Gobierno de ZP resulta curioso. Podría, incluso, pensarse que esta actitud responde a un cierto malestar en el socialismo “democrático” ante la deriva totalitaria y populista del Gobierno de ZP. Ojalá. No creo, sin embargo, que El País haya sentido vergüenza ajena por las mamarrachadas llevadas a cabo por este ejecutivo populista y antisistema en el ámbito internacional. Menos todavía puede atribuirse a este silencio una forma de protesta contra el desprecio que ZP por el Estado de Derecho. Tampoco creo que quieran protestar contra la lógica antisistema de un Gobierno con una relativa legitimidad democrática.
 
¿Entonces por qué los hombres de El País han guardado silencio en vez de cantar retóricamente el año de Gobierno de Zapatero? Quizá porque no soportan el salvaje afán de Zapatero por romper el sistema. Quizá porque todo es populismo. Quizá porque no aguantan tanta mentira. Quizá porque llevan mal que la “política” haya quedado reducida a agitación y propaganda. Posiblemente algunos de esos motivos hayan influido para que El País guarde silencio; pero, seguramente, han pasado del asunto porque no han querido enfrentarse a la verdadera causa desde la que hay que analizar el año de Gobierno del PSOE. En efecto, es imposible hacer una valoración del Gobierno sin tener en cuenta cómo llegó al poder. Quien no contemple que Zapatero alcanzó el poder después de un golpe terrorista, que fue utilizado ideológicamente durante cuatro días por el PSOE para cambiar el sentido del voto de los electores, no podrá hacer creíble la evaluación de lo realizado por este Gabinete.
 
El silencio de El País revela algo más que elegancia, muestra cierto pánico intelectual a enfrentarse con la realidad: El Gobierno ZP no hubiera sido posible sin el golpe terrorista del 11-M… En fin, igual mi optimismo sobre el silencio El País queda en nada, pues, como ha hecho en otras ocasiones, va y suelta –”a toro pasado”, o sea, hoy o mañana– su prédica laica sobre las “bondades” del Gobierno de ZP. ¡Vida!

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.