Opinión
Noticias y opinión en la red
Incendio de Guadalajara

"Zapatero es un cobarde"

El jefe de la oposición en Castilla-La Mancha, Molina, ha recalcado que la visita de Zapatero a Guadalajara sólo pretendía limpiar su mala conciencia. Ojalá fuera así; pero tiendo a pensar que este hombre ni siquiera tiene una alevosa conciencia de lo sucedido. Quizá no tenga ni conciencia democrática del problema. Este político no sabe cuál es el significado que once muertes, la pérdida de once vidas humanas, puede acarrearle. La visita a Guadalajara a traición y sin que se enterasen los interesados lejos de aplacar los ánimos, los encresparán aún más. Ya nadie creerá que este señor está interesado por el bien común. Con ese gesto engañoso ha querido simular su preocupación por lo sucedido en Guadalajara, pero él, junto a millones de españoles, sabe perfectamente que ya sólo engaña a quien se deja engañar.
 
En otras palabras, Zapatero no se irá de rositas de la tragedia de Guadalajara. No es sólo la oposición, sino que es el ciudadano medio español el que está interesadísimo en saber cómo resolverá el presidente de Gobierno esta crisis. De momento, el Gobierno central ha revelado toda su ineptitud en tratar el asunto y, sobre todo, ha intentado culpabilizar de todo lo sucedido a un Mesogobierno regional falto de neuronas para enfrentarse a la tragedia. Y encima, por si no tuviéramos poco, al regreso de China, hace una visita con nocturnidad y alevosía por la zona avisando únicamente a los medios de comunicación afín a su partido. Aunque se necesita ser muy desvergonzado, políticamente hablando, para llevar a cabo tal tropelía, me parece que esta operación ya se ha vuelto en su contra. ¿Por qué? Pues que la dimisión de una Consejera de Medio Ambiente, ya aceptada, la posible dimisión del Presidente de Castilla-La Mancha, que Zapatero estaría presto a aceptar, e, incluso, la dimisión de su Ministra de Medio Ambiente, que Zapatero estaría dispuesto a sacrificar con tal de salvar su puesto, no acallarán las exigencias de responsabilidades por parte de los ciudadanos. Tampoco la oposición del PP cesará en su búsqueda de la verdad.
 
Por lo tanto, Zapatero lo tiene mal y sin salida. El acto protocolario de visitar Guadalajara a destiempo y sin avisar ha querido tapar errores, pero hasta para llevar a cabo esta tarea de engaño se necesita un poco de valor cívico. Sólo por eso, por falta de coraje o, como ha dicho Ana Pastor, porque es un cobarde, creo que este hombre no se marchará de rositas de la tragedia de Guadalajara. Porque primero, se escondió; después, se marchó a China; y, finalmente, visitó la zona sin avisar a los interesados, o sea, a esos ciudadanos a los que él tanto apela en su plática de día de fiesta, este hombre debe recibir todo el desprecio democrático posible de la ciudadanía.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.