Menú

El debate sobre el euro con trece años de retraso

Alberto Recarte

La economía española está condenada, salvo una catástrofe política, a hacer las reformas. Y las reformas se harán, aun a costa de un desempleo enorme, de la desaparición de las inversiones públicas en infraestructuras y de la congelación salarial. (Volver)
doneloys dijo el día 5 de Febrero de 2010 a las 15:17:04:

Y por ir a otro asunto de hoy mismo, están mareando la perdiz con las cajas, y al final la van a fastidiar cuando ya no nos quede un duro para poder evitar cataclismos..., el ajuste en las cajas pasa porque TODAS, sí, he dicho TODAS se unan y formen una sola..., e inevitablemente se cierren la mitad de las oficinas, abiertas a lo loco los últimos años (en cualquier calle hay cinco o seis, y debería haber una), o eso o el hundimiento, más pronto que tarde los inmuebles y el suelo tienen que estar en los balances a su verdadero precio...

doneloys dijo el día 5 de Febrero de 2010 a las 15:12:21:

Y obviamente hay que hacer las reformas pendientes..., la de la estructura del Estado para empezar (ésto no hay Dios que lo pague, sin unidad de mercado no hay competitividad, etc..., el estado de las autonomías ha sido UN GRAN ERROR, y lo mismo digo de los ayuntamientos, un pozo sin fondo de mangoneo y de gasto con la lotería del urbanismo). La reforma laboral y fiscal (no podemos seguir manteniendo vagos, ni los emigrantes pueden seguir trabajando por nosotros, como si tuviéramos el petróleo de Arabia Saudí..., el fomento de la natalidad con una red de guarderías PRIVADAS abiertas las 24 horas, que darían trabajo a cientos de miles de mujeres, y que funcionarían con cheque que los padres gastarían en la que quieran). La reforma energética (debemos producir TODA nuestra energía a partir de la hidraúlica, que no superará nunca el 20%, y la nuclear, que debería cubrir el 80% de nuestras necesidades conforme haya que renovar las que se vayan cerrando, incluido el recargue de baterías de los futuros coches eléctricos). La reforma educativa, que además de imponer disciplina a la vez que conocimientos, muestre la realidad del mundo anuestros jóvenes, sin buenismos ni demagogias, entre otras cosas para que puedan pagar algún día la deuda que les vamos a dejar a ellos y a sus nietos, y eso se consigue, de entrada, con el cheque escolar y la libertad para elegir centro, incluida la formación profesional desde los 14 años, y la universitaria también con cheque a partir de unas mínimas calificaciones. Y por último, la reforma más importante y urgente, LA REGENERACIÓN ÉTICA DE LA SOCIEDAD, sobre la que no me voy a extender hablando de sus causas y soluciones, porque haría falta un libro, pero todo bien nacido sabe perfectamente de lo que estoy hablando, y desde luego algo así no se consigue con concienciaciones y mandangas (que pueden funcionar o no, pero son problema de cada cual), sino con la legislación, que como todo en esta vida, debe fomentar lo que podríamos llamar "premios" y ajustar también los "castigos", lo que ha funcionado toda la vida, vamos...

loboe dijo el día 5 de Febrero de 2010 a las 12:17:57:

No hay mal que por bien no venga, dice el refranero. En este caso, tengo que reconocer que me refocila la lejana ¿? perspectiva de que en los próximos mítines ciertos piji-progres vuelvan a presentarse con la chaquetilla de pana ¿Se acuerdan de F. Gonzales?. Pero esta vez no por mera cuestión de propaganda, sino por puritita necesidad.

Claro que el problema es que si ellos -los políticos- tienen que volver a la chaqueta de pana, el resto del personal andaremos con el culo al aire.

doneloys dijo el día 5 de Febrero de 2010 a las 06:19:06:

Precios y salarios que tendrán que muchas veces tendrán que descender en términos nominales, dice el Sr. Recarte..., pues muy bien, ya estamos en ello, sin posibilidad de devaluar, no hay otra solución..., ajustar el gasto a los ingresos, lo que supone un recorte de 100.000 millones de euros, no de 50.000 como se está diciendo (y eso para empezar, que luego ya veremos), y bajar todos los precios y salarios del país, de golpe y porrazo, un 10%, y también por ahora, porque seguramente habrá que hacerlo un 20%. Hay está y ese es el ajuste, reconozcamos cuanto antes nuestra realidad, ahora semos asin de pobres...

« 1 »