Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

"España goza de la mejor sanidad del mundo"

El desbarajuste organizativo ha llevado a un verdadero derroche de medios, con altos costes económicos y la general ineficiencia del sistema.

0
Serían innúmeros los ejemplos del mal funcionamiento de la sanidad española | Pixabay/CC/DarkoStojanovic

Entrecomillo el título para indicar una creencia que se repite con ánimo triunfalista, pero sin ningún aparato crítico. Su éxito se debe a su simplicidad. Convendría ponerla en cuarentena ante la sospecha de que no puede demostrarse su veracidad.

Se parte de una general confusión entre salud y sanidad, que en inglés se traducen por la misma palabra (health). La salud apunta al estado de equilibrio corporal y mental de los individuos, de cada uno de ellos. La sanidad se refiere a los medios organizativos y profesionales de que se dispone para mejorar la salud de la población. Así pues, expresiones administrativas como Consejería de Salud o Área de Salud son un dislate, aunque se acepten como válidas.

La distinción anterior no es un mero ejercicio semántico. La salud de los españoles goza actualmente de una situación aceptable, si la comparamos con la de otros países europeos y más todavía respecto a la España del pasado. Ese resultado se debe a muchas razones: ritmo y estilo de vida, alimentación, higiene y también la sanidad. Sin embargo, la organización sanitaria en España, pública y privada, presenta muchas inadecuaciones. Ilustro algunas que podrá completar el lector con su experiencia.

No dudo de la capacidad profesional de los médicos en España, pero es un hecho que solo hemos tenido un Premio Nobel de Medicina, Ramón y Cajal, y eso en 1905. Tal déficit no debe achacarse a la inteligencia o la dedicación de nuestros galenos, sino a las innumerables deficiencias de nuestro sistema nacional de sanidad. El cual se muestra troceado por las competencias regionales (que ahora dicen "autonómicas"). Añádase la estúpida separación entre la Seguridad Social general y la específica de los funcionarios. Ese desbarajuste organizativo ha llevado a un verdadero derroche de medios, con altos costes económicos y la general ineficiencia del sistema.

Serían innúmeros los ejemplos y testimonios sobre el mal funcionamiento de la sanidad española. No hay más que recordar las desproporcionadas listas de espera para las citas con los especialistas y las operaciones quirúrgicas. Más visible aún es la masificación de las salas de urgencias de los hospitales públicos. Se asiste a una innecesaria proliferación de análisis, pruebas y consultas, un modo de paliar el pluriempleo de los médicos. En la sanidad para los funcionarios resulta atosigante la pérdida de tiempo y energías que significa el visado de recetas o la administración de algunas pruebas clínicas.

Es fácil achacar tal estado de cosas al fracaso del Estado de las Autonomías, donde triunfan el nepotismo y otras formas de corrupción. Se añade la tradición del "vuelva usted mañana" de los servicios públicos. Cuenta sobre todo la excesiva y creciente presión de la demanda de actos sanitarios por parte de una población envejecida, hipocondriaca y convencida de que "España goza de la mejor sanidad del mundo". Dichosa ignorancia. La manejan muy bien los políticos para darse pote, para justificar el derroche del gasto público. Se supone que todos los euros gastados en sanidad revierten inmediatamente en el estado de salud de la población, pero se trata de un razonamiento falaz. Algo parecido ocurre con los gastos en enseñanza, pero ese es otro cantar.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El cardenal Omella deja en evidencia las mentiras de Marta Rovira
    2. El Consejo de Europa avala las cárceles españolas y se preocupa por la situación "intolerable" de las belgas
    3. Muere el fiscal Maza en Buenos Aires a causa de una infección generalizada
    4. Un descuido deja a Adriana Abenia con el pecho al descubierto en una alfombra roja
    5. Joan Manuel Serrat avisa en El País sobre Messi:"Lo de Neymar también estaba arreglado, ¿se acuerdan...?"
    0
    comentarios

    Servicios