Opinión
Noticias y opinión en la red
Ventanas

Buenas noticias desde Túnez

La lamentable Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) ha sido el escenario de dos buenas noticias. Por una parte, la norteamericana Corporación para la Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN) mantiene el “control” de la Red. Por otra, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha dejado en evidencia la complicidad de la ONU, con algunos de los sistemas políticos que más reprimen en Internet las libertades y los derechos humanos.
 
La larga batalla por el “Gobierno” de la Red ha terminado temporalmente (sin duda alguna, la cuestión se reabrirá en poco tiempo) con el mantenimiento del actual sistema. Hay que felicitarse por ello. Para empezar, el actual modelo ha resultado eficaz, por lo que no se justifica un cambio por motivos de eficacia en la gestión. De hecho, cualquier cambio podría producir un número tendente a infinito hasta que el nuevo sistema se afianzara. Además, y ese es el punto clave, hasta el momento el ICANN se ha dedicado tan sólo a cuestiones técnicas. Realmente es un organismo gestor y no de “control” o “Gobierno”.
 
En el hipotético caso de que hubiera caído en manos de un organismo vinculado a la ONU con representación “democrática” de todos los Gobiernos la cosa hubiera cambiado. El nuevo órgano hubiera intentado gobernar y controlar. Hubiera tratado de ampliar sus atribuciones para adaptarse a los deseos de los Ejecutivos de los diferentes países. Teniendo en cuenta la gran cantidad de dictaduras miembros de Naciones Unidas, no es difícil imaginar el resultado. Basta con nombrar a dos de los países lideraban la propuesta de quitar el control a la ICANN para “democratizarlo”: China e Irán. No es de extrañar que el sector privado en la Red se alegre de que eso no haya ocurrido.
 
Sobre la segunda noticia, RSF ha conseguido demostrar la complicidad de la ONU con los sistemas liberticidas con tan sólo hacer pública su lista de los 15 países enemigos de Internet, la decena y media de países más represivos con la libertad de expresión en la Red. La citada complicidad se demuestra tan sólo con la presencia en el siniestro ranking del país al que la Unión Internacional de Telecomunicaciones (un organismo especializado de la ONU) escogió como sede para la segunda, y definitiva, fase de la Cumbre: Túnez. A esto hay que añadir que también están presentes China e Irán que, como señalamos antes, encabezaban al grupo de Estados que proponían que la gestión de Internet pasara a Naciones Unidas.
 
En definitiva, dos buenas noticias para la libertad en Internet.

Antonio José Chinchetru es autor de Sobre la Red 2.0.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.