Opinión
Noticias y opinión en la red

El fin de la ambigüedad

Por primera vez desde que apareció el injusto canon de la SGAE (y Cia.) un partido político tiene una iniciativa claramente en contra de este impuesto privado. Es cierto que durante la precampaña de las últimas elecciones generales Izquierda Unida defendió eliminar dicho sobreprecio de CD y DVD vírgenes. Sin embargo, y como era de suponer, ahora que son socios del partido en el Gobierno no han movido un solo dedo en esa dirección. Claro que tampoco le hubiera servido de nada, puesto que el Ejecutivo de Zapatero parece preferir legislar siguiendo los deseos del "Clan Bautista".
 
Aunque tampoco le va a servir de nada al Partido Popular (aunque su proposición de ley consiguiera ser aprobada en el Senado en el Congreso seguramente será rechazada), y no por eso no ha dejado de actuar. Es el momento de que el resto de formaciones políticas muestren sus verdaderas posiciones ante la todopoderosa SGAE. No sólo IU podrá votar junto al PP contra el canon, también podrán hacerlo el resto de los socios de Rodríguez Zapatero. Será una muestra de qué es lo prioritario para ellos: el interés de los ciudadanos o la defensa de los privilegios de los supuestos representantes de la cultura y las buenas relaciones con el partido socialista. En relación con este último no cabe tener muchas esperanzas, pues ya ha mostrado en demasiadas ocasiones que quiere pagar generosamente los servicios prestados por cantantes y demás "artistas".
 
La proposición de ley del PP en el Senado va a suponer el fin de la ambigüedad de varios partidos. Para empezar la del propio Partido Popular. Aunque durante la campaña electoral Rajoy se mostró contrario al canon de la SGAE, lo hizo mediante circunloquios y evitó citar de forma expresa a la entidad de "Teddy" Bautista. De hecho, el Partido Popular tuvo tiempo de sobra cuando estuvo en el Gobierno para reformar una Ley de Propiedad Intelectual que permite estos cánones abusivos (se trata de una norma del 96) y no hizo nada. Aunque lo intentó, al final se echó para atrás ante las presiones de las entidades de derechos de autor.
 
Es más, desde que apareció el canon a los CD y DVD y hasta que los populares perdieron el poder, pasó año y medio en el que no hicieron nada para que cambiaran las cosas en este sentido. Tal vez querían evitar nuevos frentes con unos "representantes de la cultura" que ya estaban abiertamente contra el Ejecutivo de Aznar. De nada les sirvió, esos cantantes y actores siguieron haciendo campaña contra los populares.
 
Aunque tarde, es mejor que nunca. Es de agradecer que el ahora principal partido de la oposición ponga en marcha una iniciativa legislativa para acabar con algunos de los abusos de la SGAE (y Cia.). Además lo hace de forma poco populista, con argumentos que demuestran que saben de qué trata la cuestión. A las demás formaciones políticas les llega el momento de definirse, es el fin de la ambigüedad. El PP ha tomado la vía correcta, queda ver si los demás optan por la defensa de los intereses de los ciudadanos o prefieren proteger a sus propagandistas a costa del bolsillo de los contribuyentes.

Antonio José Chinchetru es autor de Sobre la Red 2.0.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.