Opinión
Noticias y opinión en la red
Sociología

La Generación I

La denominada "Generación X", si es que alguna vez existió en algo más que en la mente de unos cuantos sociólogos, ha desaparecido. Ha dejado paso a la que Yahoo! ha denominado Generación-I. Esta última está formada por los jóvenes, en su más amplio sentido (de entre 16 y 34 años), que en su mayoría son incapaces de imaginar un mundo sin Internet. Lo llamativo es que, por la franja de edad que comprende, muchos de los incluidos en esta nueva hornada generacional ya formaron parte de la anterior.
 
A diferencia de la X, es fácil identificarse con los elementos de la Generación-I. Para muchos de quienes han formado parte de ambas, como quien esto escribe, la anterior era una nebulosa con unas características demasiado etéreas, por lo que sentirse parte de ella tenía mucho de voluntarismo. Te lo creías o no. Con la actual es muy diferente. Hay una serie de usos e instrumentos que forman parte indisoluble de la las relaciones sociales, el ocio personal y, en muchos casos, de la labor profesional. El teléfono móvil e Internet forman ya parte indisoluble de la vida de la mayor parte de las personas de menos de cuarenta años, hasta el punto de que el 60 por ciento de los españoles de entre 16 y 34 años no imagina el mundo sin la Red.
 
Es de suponer que esta concepción es especialmente fuerte entre los que tienen menos de 20 años, puesto que para ellos la Red ya ha formado parte de su vida desde la adolescencia. Sin embargo, también les ocurre a los de mayor edad, a pesar de que han llegado a la edad adulta en una época en la que las "autopistas de la información" (término muy en boga hace unos diez años) eran todavía una promesa que para la mayor parte de la gente formaban parte casi de la ciencia ficción. Algunos nos comenzamos a conectar a Internet de forma habitual una vez terminada la carrera. Con algo de suerte, durante la licenciatura llegamos a acceder una o dos veces. Sin embargo, también para nosotros ahora la vida nos parece imposible sin información u ocio on line y correo electrónico.
 
Internet ha revolucionado el modo de entender la vida en todos los aspectos de una persona. Se ha convertido en un soporte fundamental para prácticamente cualquier tipo de actividad. Esto hace que olvidemos con facilidad la época que, como estudiantes, teníamos que recorrer cuatro o cinco bibliotecas (a veces muy especializadas) y dos o tres centros de documentación para conseguir información para un trabajo de clase. Sin embargo, ese era el mundo en el que llegamos a la edad adulta. De hecho, todavía hay una gran parte de la población que sigue en esa realidad y no llega a entender la nuestra. Para la mayor parte de los mayores de 40 ó 45 años la Red es algo sin interés, o incluso lo llegan a percibir como algo hostil.
 
En la actualidad conviven varias generaciones, representantes de dos épocas muy diferentes. Quienes todavía están –y es posible que sigan así– en la era predigital no entienden el mundo en el que se mueven los miembros de la Generación-I. Estos no han conocido, o la han olvidado, la realidad en la que todavía se mantienen aquellos a los que la Red les llegó demasiado mayores.
 
Aunque las llamadas nuevas tecnologías ya están asentadas y generalizadas, al menos en las sociedades desarrolladas, todavía conviven dos mundos sobre el mismo territorio. Es difícil que las generaciones "I" y predigital converjan más allá del uso de los teléfonos móviles (y siempre utilizados de maneras diferentes). La Generación-I es la de la transición, todavía habrá que esperar varias décadas hasta que la Red forme parte de la vida de todos las personas con independencia de su edad y formación.

Lo más popular