Opinión
Noticias y opinión en la red
Música e Internet

Luis Cobos o la estupidez malintencionada

Uno de los grandes defectos de muchas personas conocidas es hablar de lo que no saben. No es raro ver a tal o cual cantante, escritor o actor más o menos popular dictando sentencia sobre economía, política internacional o cualquier otro tema de actualidad. Lo malo es que hay quien les hace caso, incluso muchas veces desde el propio gobierno del país en el que vivan.
 
Al igual que suelen equivocarse cuando hablan de temas nada relacionados con su actividad, también pueden hacerlo (y de hecho es normal que ocurra) cuando tratan de asuntos relacionados de forma tangencial con su trabajo. Es lo que ocurre con demasiados cantantes y músicos españoles cuando hablan de la relación entre música e Internet y es lo que le ha pasado a Luis Cobos, sólo que en este último caso, lo obtuso de lo dicho y la muy posible mala fe utilizada en la afirmación, ha llegado a límites poco imaginables.
 
No deja de ser llamativo que un director de orquesta que debe gran parte de su popularidad (hoy mucho menor que hace años) a su modo de “modernizar” la música clásica, sea el que se siente ofendido por la modernización tecnológica de España. Acusar a las operadoras de “animar a robar en Internet“ al ampliar el ancho de banda, es como acusar a un fabricante de coches de fomentar el atraco a bancos debido a que sacan al mercado coches más rápidos que permiten una mejor huída. Se trata de una gran estupidez cargada de la peor intención del mundo.
 
A la mala idea se une el desconocimiento de la materia de la que habla. Saber de música no le convierte en un experto en el mercado musical, y mucho menos en un conocedor de sus relaciones con la Red. ¿Acaso no sabe que, pese a sus lamentos por la “piratería” y las redes P2P, la SGAE ha aumentado sus ingresos el último año? ¿O tal vez está intentando que en España se instaure un canon a las conexiones a Internet? No debemos olvidar que la asociación que preside, la AIE (Artistas, Intérpretes y Ejecutantes), es una de las entidades que se reparte el botín del canon de los CD y DVD con la SGAE.
 
Lo peor de todo es que, con el antecedente de una ministra de Cultura que ha anunciado una reforma de la LSSI a la medida de la SGAE, tal vez a algún miembro del Gobierno (la propia Calvo o Montilla, por ejemplo) sienta piedad de Cobos y decida prohibir las tarifas planas o que los ISP aumenten su ancho de banda. Es casi imposible, pero con un Ejecutivo que adora a los “artistas” de izquierdas cualquier cosa puede ocurrir, sobre todo si Teddy Bautista se suma al presidente de AIE y comienza a arremeter contra la tarifa plana.