Opinión
Noticias y opinión en la red
Los Alcántara

¡Qué buena es la interné!

La mascota elegida en tiempos de Anna Birulés para ser la imagen de la iniciativa Internet para todos era bobalicona e infantil. Lo cierto es que Nicolás, ese ratón que para el gran público resulta tan desconocido como el programa al que representa (sigue en marcha), resultaba poco madura y simplona debido a su propia naturaleza. Es difícil encontrar una mascota de cualquier evento que no lo sea, tan sólo hay que pensar en el Naranjito, Coby o Curro (no nos referimos a Moratinos), por citar unos ejemplos españoles. Al menos el roedor ciencio-tecnológico tiene cierta relación con lo que trata de promocionar, este animal remite al ratón que forma parte del ordenador de cada usuario.
 
El Ministerio de Industria y varias cosas más ha decidido superar esa etapa de infantilismo en la imagen y ha decidido pasar a una nueva: la "España cañí" del 600 y el pluriempleo será la nueva marca visual del desarrollo tecnológico en España. Nadie peor para promocionar el uso de Internet en estos lares que la televisiva Familia Alcántara. No se termina de comprender como unos personajes de los primeros 60 y principios de los 70 pueden animar al español medio a conectarse a algo tan de nuestro tiempo como es Internet. La serie de televisión puede ser muy popular (aunque muchos la consideren casposa, cutre y aburrida), pero sus protagonistas no son los ideales para promocionar el desarrollo de la Sociedad de la Información.
 
Solo imaginarse un anuncio es como para ponerse a reír o llorar, depende del carácter de cada uno y de la importancia que se de al gasto que hace el Estado del dinero que nos sustrae vía impuestos. Puede ser realmente cutre y patético ver a Ana Duato diciendo a Inmanol Arias: "Antonio, qué buena es la interné, acabo de encontrar una idea para la tienda". Claro que en su tienda jamás han oído hablar de Internet, ni tan siquiera de tarjetas de crédito, teléfonos móviles o tan siquiera de un PC que no sea el entonces ilegal Partido Comunista. La culpa no es de la dictadura, ni mucho menos, el motivo es que han pasado tres décadas y el mundo ha evolucionado de manera que ahora se dispone de tecnologías que en aquel entonces casi nadie podía imaginar.
 
Si quieren recurrir a personajes televisivos para promocionar el desarrollo de la Sociedad de la Información que los saquen de alguna serie ambientada en la actualidad. Es lamentable y poco inteligente recurrir a la copia hispánica de "Aquellos maravillosos años" (de una calidad muy superior a la de "Cuéntame..."). Los Alcántara, representantes de un pasado ya superado, son lo menos aconsejable para tratar de convencer a los ciudadanos de las ventajas de unas tecnologías ya presentes pero que configuran el camino hacia el futuro.
 
Una cuestión más, esta para el capítulo de anécdotas. Ana Duato e Inmanol Arias también tuvieron su papel en la promoción de Internet para todos. Ambos, aunque no caracterizados como el matrimonio Alcántara, fueron estrellas invitadas en el acto de presentación de aquel fracasado programa de enseñanza de Internet. Como esta campaña fracase se arriesgan a ganarse la fama de gafes entre los internautas españoles. Por el momento han demostrado que les gusta arrimarse al gobierno de turno.