Opinión
Noticias y opinión en la red
Ventanas

¡Viva Kaka de Luxe!

¿Qué tendría el mítico Kaka de Luxe de la "Movida" madrileña para que dos de sus entonces componentes figuren ahora entre los pocos artistas inteligentes que se salen del discurso victimista y chupóptero de la SGAE? Hace unos meses, Alaska dejó claro que la crisis de la industria del disco "no tiene nada que ver con la creatividad ni con nada, música va a seguir habiendo" y que los artistas tendrán que buscarse nuevos canales de distribución. También señalaba que las redes de intercambio "lo único que hacen es difundir más mi música, hacer que le llegue a gente a la que nunca le llegaría" y que "de cinco años para acá en España se vive un momento de oro en cuanto a conciertos".

La claridad de ideas de Alaska contrasta con el discurso prepotente y cargado de insultos de ese totalitario admirador de Fidel Castro llamado Pau Donés, el victimismo barato del "triunfito" que habla sin saber David Bisbal o la defensa del vivir del cuento a consta de los ciudadanos que hace el ex Mecano José María Cano. Por cierto que, con la excepción de este último, los señalados tienen bastante menos experiencia y calidad (por mucho éxito que acumulen) que la citada Alaska o su compañero de Kaka de Luxe Enrique Sierra. Este último, que también fue miembro del mítico Radio Futura y es el padre de una interesante iniciativa de descargas gratuitas por Internet, ha hablado con claridad meridiana.

Sierra sabe lo que se dice. Asegura que la industria del disco está "anquilosada", considera que "mete la pata" quien tiene la idea de llamar pirata a quien se compra un CD y le cobra por ello "un impuesto añadido" que además beneficia "a una gente que no tiene nada que ver con tu asunto". Más acertadas no pueden ser sus palabras. Es necesario que haya más artistas como él. Personas dispuestas a romper el discurso dominante en el sector (unas ideas que además tan sólo benefician a unos pocos chupópteros y cuya aplicación perjudica al conjunto de los ciudadanos y a la mayoría de los artistas) y llevar la contraria a la SGAE, a la "titiritera del PP" (que no se entera de que defiende a sus enemigos) y al ministro de Cultura, ese amigo de las entidades de gestión llamado César Molina.

Contra los defensores de ese canon que supone más del 60% del precio que se paga por un CD o un DVD se enfrenta la inteligencia de Alaska y Sierra. Frente a Bisbal, Donés, Cano, Molina, Rodríguez-Salmones y otros personajes del mundillo musical o de la SGAE como el "Teddy Bautista Boy" Pedro Farré, el propio Bautista (condecorado por Fidel Castro, por cierto), el autor de derecho-ficción José Luis Borau, el malintencionado Luis Cobos, la portadora de una falsa solidaridad Pilar Bardem (curioso, otra defensora del dictador cubano) y otros tantos, se alza la inteligencia y la honestidad de Alaska y Enrique Sierra. Seguro que no son los únicos artistas cuyo pensamiento se sale de la tónica dominante en su mundillo. Pero sí son de los pocos que tienen valor para hacerlo. Por eso mismo: ¡viva Kaka de Luxe!

Antonio José Chinchetru es autor de Sobre la Red 2.0.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.