Opinión
Noticias y opinión en la red
En espiral

¿Redes públicas? No, gracias

Las operadoras de telecomunicaciones han declarado que no les basta con cobrar el ADSL a precios europeos ofreciendo calidad africana, y que quien quiera aprovechar su conexión debe pagar más. Porque se "agota el ancho de banda" o algo así. La explicación técnica no está muy clara, pero el afán de exprimir aún más al usuario es transparente.

El caso es que hay quien ha defendido que para evitar el abuso de las operadoras lo que necesitamos son redes públicas. Que de igual modo que las carreteras son casi en su totalidad financiadas y mantenidas por el Estado, el mismo Estado debería proveer las infraestructuras de comunicaciones, mantenerlas y ofrecerlas (gratis) a los ciudadanos. Esto evitaría, al parecer, que las operadoras abusaran de su posición.

De entrada, habría que recordar que el de las telecomunicaciones es un sector fuertemente intervenido. Usted no puede abrir mañana una empresa que ofrezca ADSL sin tener el parabién de un funcionario. Y los precios de las líneas, tanto las que se ofrecen a los usuarios finales como las que las operadoras se revenden entre ellas, están sujetos a normas que dicta la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Por tanto, si no hay más y mejor oferta es, simplemente, porque el sistema público de control refuerza el statu quo dificultando la entrada de nuevos competidores y disminuyendo los incentivos a la competencia entre los ya instalados.

Pero además, nadie en su sano juicio puede fiarse de unas infraestructuras de telecomunicaciones propiedad del Estado. La tentación de controlar la información que pasa por ellas (por nuestro bien, claro) es demasiado fuerte. Yo prefiero pagar a un avaricioso Alierta, al que le importa mi dinero pero no mis actividades, a ceder mis datos a un inquisitorio Rubalcaba a cambio de navegar gratis. O a que el Gobierno decida, como los de Venezuela, Cuba, Irán o cualquier otro amigo de Moratinos, que hay ciertas cosas ahí fuera que no es conveniente que veamos los españoles, y decida protegernos bloqueando cualquier web. Por nuestro bien, claro.

Borja Prieto es autor del blog Desencadenado.
Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí