Crónica rosa

Chenoa y David de María, ¿ruptura definitiva?

Poco tiempo les ha les ha durado el amor a los cantantes Chenoa y David de María, un romance que cogió a todo el mundo por sorpresa. Hace un par de semanas la pareja terminaba un concierto con un apasionado beso sobre el escenario, delante de todos sus fans. En ese momento quedaba muy claro que entre ellos había mucho más que una unión laboral o artística.

Ahora, y de forma igualmente inesperada, llega la ruptura. Los rumores sobre una posible crisis surgieron cuando la "triunfita" viajó en solitario a Méjico para hacer promoción de su último disco. Según el cantante, que es el que más habla de los dos, han intentado salvar la situación, ambos apostaron para que la relación funcionase, pero "las cosas no salen como uno quiere", lamentó.

La mallorquina, por su parte, no ha abierto la boca. Chenoa siempre suele ser más discreta con todo lo que rodea su vida sentimental. Y es que la pobre salió escaldada cuando le plantó David Bisbal y casi se enteró por la prensa.

El problema, ahora, viene cuando tengan que cantar juntos, ya que son dúo musical, e interpretan el tema Yo no quiero problemas, nunca mejor dicho. Muy apropiado para este momento de supuesta ruptura. Las circunstancias son así y no les va a quedar más remedio que actuar, en el amplio sentido de la palabra, como si nada ocurriese y hacer juntos la gira que tienen firmada.    

Chenoa al principio no estaba por la labor de comenzar nada fuera de lo estrictamente profesional, pero el cantante sacó sus armas de seducción y al final se llevó el gato al agua. Pero una vez conseguido el trofeo, se aburre y decide volver con su ex novia, una actriz bastante más jóven que él. Se llama Silvia Pinilla y detesta que se le conociera por ser la novia de y no por su trayectoria profesional, que tampoco es muy extensa. Se le ha podido ver interpretando un papel en la serie Al salir de clase y con el grupo musical Tess. Siempre ha declarado que David es uno de sus mejores amigos. Ya se sabe que entre los famosos las rupturas casi siempre son amistosas, aunque la realidad sea otra y se tiren los trastos a la cabeza como cualquier mortal.

La ruptura de la pareja musical está ahí, de momento. Porque, nunca se sabe, la situación podría ser muy útil para una buena promoción.