Crónica rosa

Pepe Navarro e Ivonne Reyes, cara a cara en los juzgados

Ivonne Reyes y Pepe Navarro por fin se han tenido que ver las caras en los juzgados de la plaza de Castilla de Madrid en la vista por la demanda de paternidad del hijo de la venezolana. Alejandro, que ya tiene diez años, tuvo que ser sometido a las pruebas de ADN el pasado mes de marzo en el Instituto de Toxicología de Madrid.

Todo esto se llevó a cabo por orden del juez que admitió a trámite la demanda interpuesta por la presentadora. Como la guerra estaba más que declarada, Pepe Navarro en ningún momento se presentó para someterse a las mismas, y a día de hoy continúa sin querer hacérselas. Por ese motivo han tenido que verse frente a frente ante la justicia.

Si la tensión en la calle era palpable, cómo no sería en el salón donde se celebró el juicio, que por cierto duró seis largas horas. Tanto a la entrada como a la salida, Ivonne se mostró aparentemente tranquila ante la treintena de medios que estaban en las puertas de los juzgados y declaró: "Confió en la justicia e ignoro si Pepe se someterá a las pruebas. Lo que sí quiero es descansar y lo único que me preocupa es el bienestar de mi hijo"

El presentador prefirió evitar a la prensa e hizo su entrada por una puerta trasera. No respondió a ninguna pregunta. Defiende que no ha mantenido una relación de cuatro años con Ivonne. Todo lo contrario que ella. Además, ha declarado en mas de una ocasión que no está dispuesto a entrar en ningún circo mediático.

Mientras, la venezolana ha manifestado que va a por todas y que va a aportar todo tipo de pruebas que serán determinantes.

Después de una larga espera , los dos salieron con caras sonrientes y cada uno por su lado declararon que confían en la justicia pero sin aclarar nada. Ella fue mucho más accesible, por el contrario, Pepe lo poco que dijo es que este proceso iba a ser muy largo. El presentador lo tiene muy claro y está dispuesto a todo: si la justicia emite su fallo a favor de Ivonne, él recurrirá a la sentencia.

Nos enteraremos de todos los pormenores en reve porque este viernes Ivonne acude a un programa de televisión pasando por taquilla. Justo lo que a Pepe Navarro dice que no le gusta porque, alega, no quiere meterse en circos mediáticos. Pero hay que recordar que el precursor de estos programas fue precisamente él.

Hace un año y medio que empezó esta guerra sin cuartel y todo indica que no ha hecho nada más que empezar. De momento, por ley a nadie se le puede obligar a someterse a las pruebas. Ahí tendrán que sopesar los jueces y examinar las pruebas presentadas para dictaminar la sentencia, que se sabrá aproximadamente en diez días.

Mientras tanto Alejandro, en Miami en el colegio, no se si vivirá ajeno a todo lo que está ocurriendo. Su madre decidió trasladarse allí ya que en España no había mucho trabajo para ella. Es de esperar que allí le vaya todo mejor y esta pesadilla termine cuanto antes, aunque todo indica todo lo contrario.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular