Opinión
Noticias y opinión en la red
Amazon

El gran momento llega… dentro de unos meses

Nuestro gozo tendrá que esperar en el fondo de un pozo al menos por unos meses: Amazon llega, sí, pero se deja fuera lo mejor o, al menos, lo más revolucionario (en el buen sentido, que también lo tiene): los libros electrónicos.

La satisfacción completa llegará, según los datos de los que disponemos en el momento de escribir esta columna, dentro de sólo unos meses y, en cualquier caso, antes de que acabe el año o, dicho en términos más comerciales: a tiempo de disfrutar de la campaña navideña.

A pesar de este pequeño pero, la noticia es excelente y no sólo para los pocos (o muchos, eso lo veremos sobre todo a partir de ahora) amantes de la lectura electrónica: significa la entrada en nuestro país de una compañía puntera que se caracteriza por un servicio excelente y por su capacidad innovadora y para abrir nuevos mercados.

La llegada de Amazon puede suponer también constatar la mayoría de edad de un sector, el comercio electrónico, que disfruta de una injusta fama de atraso en nuestro país.

Sin ir más lejos, en una de las informaciones sobre el desembarco de la compañía de Jeff Bezos se comentaba la baja cifra de negocio del sector en España, 2.300 millones de euros, en contraposición al éxito radical en EEUU, 32.000 millones de dólares.

Pero si traspasamos dólares a euros la cifra americana, 23.000 millones, sólo es diez veces mayor que la española, para un país más rico, con una larguísima tradición de venta por catálogo y, sobre todo, con siete veces la población de España.

Visto así no estamos tan mal, ¿no creen?

Y si en algo se puede notar un avance es un mercado, el de los libros electrónicos, que en España ha sido voluntariamente frenado por los actores dominantes pero que no es previsible que pueda mantenerse en un dique artificial durante mucho tiempo más.

Eso nos dicen, al menos, los miles y miles de dispositivos vendidos, las todavía más abundantes tabletas e incluso el previsible éxito de la que Amazon está a punto de lanzar. Todo nos habla de un porcentaje al menos significativo de lectores que pueden apostar por los libros electrónicos si se le ofrecen en unas condiciones razonables, es decir, como lo hace Amazon desde hace años en Estados Unidos.

Ya sólo nos quedan unos meses: un poco de paciencia más y, mientras tanto, podemos hacer un par de pedidos a Amazon, aunque sean libros de papel para regalar.

Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital. Puede seguirlo en Twitter.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí