Opinión
Noticias y opinión en la red
Son libros

"¡Quiero que mis libros dejen de imprimirse!"

¿Es posible que un escritor gane dinero vendiendo eBooks autoeditados? Respuesta sorpresa: sí, lo es. Y no estamos hablando de un escritor famoso que haya vendido millones de copias en papel, y tampoco de un pionero que se sienta muy satisfecho por obtener un par de cientos de euros al mes.

Les hablo de lo que está haciendo Joe Konrath, un autor de thrillers de Chicago no demasiado conocido (ninguna de sus obras está publicada en español) pero que está demostrando algo más que talento para la escritura: se ha decidido a publicar él mismo un buen puñado de sus obras y venderlas a precios muy competitivos en diversas páginas, muy especialmente en Amazon.

El propio Konrath nos cuenta el resultado que está obteniendo en un post en su blog en el que descubre que en estos momentos ha logrado superar la barrera de los 100.000 libros electrónicos vendidos y está ganando, agárrense, más de 10.000 dólares al mes sólo con sus seis obras más exitosas, cada una de las cuales está proporcionándole 1.700 dólares cada treinta días.

Estas cifras de ventas, por cierto, están subiendo, pero ya en estos momentos suponen que por cada uno de estos seis libros más vendidos está obteniendo cada año el cuádruple de lo que venía ganando con los adelantos editoriales (unos 5.000 dólares según él).

Y la comparación con las versiones electrónicas de estos libros previamente publicados en papel y controlados por la editorial tampoco es muy equilibrada: el más vendido de ellos está reportándole unos 34 dólares al mes, es decir, 50 veces menos que las ediciones que ha realizado el propio Konrath.

Las razones de este éxito y estas diferencias son bastante sencillas: Konrath publica sus libros con precios muy agresivos, 2,99 dólares por título, pero de esos tres dólares él gana 2,04. Por el contrario, los libros electrónicos publicados por la editorial se venden a un precio muy superior, 4,69 dólares y el autor sólo gana 1,17.

Así que Konrath tiene razones para lamentarse: "Básicamente estoy perdiendo dinero porque Hyperion [la editorial que publica esos libros en papel y controla las ediciones electrónicas] vende mis libros demasiado caros y me da unos royalties demasiado bajos". Es más, recalca: "Incluso las ventas de libros en papel, y Whiskey Sour ya va por su quinta edición, están muy lejos de suplir el dinero que estoy perdiendo".

La conclusión está clara: "¿Quiero que mis libros dejen de imprimirse? ¡Por supuesto que sí!".

Y para nosotros la conclusión también es más que interesante: un autor medio puede ganar cantidades importantes de dinero (Konrath dice que a finales de 2010 habrá ganado unos 100.000 dólares con sus libros autoeditados y que en 2011 ganará mucho más "y sin hacer giras, sin promociones interminables, sin gastar dinero") simplemente aprovechando con lógica y acierto las posibilidades de las nuevas tecnologías, controlando su producto y apostando por precios que pueden parecer agresivos pero que en el fondo son lógicos y permiten disparar las ventas hasta convertirse en muy rentables.

De acuerdo, el mercado americano es más grande que el español, pero también está ahí Iberoamérica para compensar esa diferencia. Además, en cualquier caso, supongamos que aplicamos una reducción a un cuarto a las cifras que nos da Konrath: ¿Cuántos autores españoles medios ganan sólo con sus libros unos 25.000 euros al año? Yo diría que muy pocos.

¿Cómo era eso que la piratería y las ediciones electrónicas iban a acabar con los escritores?

Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital. Puede seguirlo en Twitter.

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular