Menú

Si es de izquierdas no es terrorismo

Lo que viene a decir Llamazares es algo así como el fin justifica los medios pero si y sólo si el fin es la dictadura del proletariado.

86

Gaspar Llamazares es uno de mis personajes favoritos de la política española. Y no sólo porque él solito ha estado a punto de hundir el Partido Comunista y su trasunto Izquierda Unida, lo que ya es un mérito, sino porque es de esas personas que cada vez que habla sube el pan, como suele decirse.

Este lunes el hombre reflexionó sobre un fenómeno que últimamente está de actualidad y sentenció, con frase tan breve como contundente, que "ningún terrorismo es de izquierdas". Oiga, pues nadie lo diría.

Como me ha pasado a mí, seguramente ustedes estarán pensando en algunos grupos terroristas que, despistados ellos, se decían y reclamaban de izquierdas: la Baader Meinhof –también conocidas como Facción del Ejército Rojo–, las Brigadas Rojas –ya ven qué manía con ese color–, las FARC, Sendero Luminoso o la propia ETA, sí, esos que ahora están saliendo de la cárcel.

¿Debe hacernos eso pensar que don Gaspar Llamazares se ha equivocado? No, por favor, eso nunca, ¿cómo se va a equivocar si es de izquierdas? Hay que buscar otra explicación. Lo primero que se me ocurre es que Llamazares piense que la izquierda es toda bondad, y, por lo tanto, cualquier maldad es, por el mero hecho de ser malvada, de derechas. Esto resulta interesante como idea, pero no creo que fuese fácil convencer a Lenin, Stalin, Mao, Abimael Guzmán o Henri Parot, por poner algunos ejemplos, de que en el fondo son de derechas.

Así pues, me parece más probable pensar que lo que cree el diputado asturiano es que si es de izquierdas… no es terrorismo. Algo así como el fin justifica los medios pero si y sólo si el fin es la dictadura del proletariado.

La objetividad, los hechos y la realidad nos pueden inducir a pensar que si alguien pone un coche bomba en el parking de un hipermercado y se lleva a veinte inocentes por delante, eso es terrorismo; incluso alguno creerá que si la bomba la pone en una casa cuartel y mata a diez personas, cinco de ellas niños, eso es terrorismo y del peor, independientemente de la basura ideológica que llene la mente del asesino.

Pero la objetividad y la realidad son, ya lo saben ustedes, bastante fascistas si no las pasamos por el tamiz del materialismo dialéctico, y eso lo sabe bien Llamazares, que maneja la teoría marxista como un extraordinario embudo en el que a él y a los suyos, qué casualidad, siempre les toca la parte ancha.

Eso sí, todavía queda una tercera posibilidad: que Gaspar Llamazares sea completamente tonto, pero ¿realmente se puede ser tonto si se es de izquierdas?

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El cardenal Omella deja en evidencia las mentiras de Marta Rovira
    2. El Consejo de Europa avala las cárceles españolas y se preocupa por la situación "intolerable" de las belgas
    3. Un dirigente de Podemos y las juventudes de la CUP celebran la muerte de Maza
    4. Muere el fiscal Maza en Buenos Aires a causa de una infección generalizada
    5. Cristina Onassis no se suicidó, según la amiga con la que convivía y la encontró muerta
    0
    comentarios

    Servicios