Menú

El 'proceso de paz' de Zapatero... y Rajoy

Enhorabuena a Zapatero y a Rajoy. Y mi más sincero pésame y solidaridad a todos los españoles que en un día como hoy sienten asco y rabia.

32

La decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo de cargarse la conocida como Doctrina Parot hay que analizarla y enmarcarla dentro de un contexto más amplio que el de una simple resolución judicial. Ese contexto no es otro que el del mal llamado "proceso de paz" que puso en marcha Zapatero nada más llegar a La Moncloa en el 2004 y que Rajoy no solo heredó en el 2011, sino que no ha hecho nada para modificar la hoja de ruta pactada con ETA por su antecesor. Porque en esta materia, no hacer nada es de hecho hacer mucho.

Ese "proceso de paz", por mucho que se empeñen unos y otros –es decir, el PSOE y los palmeros del actual Gobierno del PP–, está más vivo que nunca. Un día, el Tribunal Constitucional legaliza a Sortu; otro, el Gobierno del PP pone en libertad al torturador/secuestrador de Ortega Lara Josu Uribetxeberria Bolinaga; el de mas allá se conceden permisos penitenciarios a etarras tan sanguinarios como Valentín Lasarte; el de más acá nos desayunamos con la sentencia del caso Faisán, en la que se consagra la sólida doctrina jurídica de que el hecho de que dos policías, siguiendo instrucciones de sus mandos políticos, den un chivatazo a unos terroristas de ETA para que huyan porque van a ser detenidos no es un delito de colaboración con banda armada sino sólo de revelación de secretos oficiales. Y ahora la derogación de la Doctrina Parot, con la consiguiente puesta en libertad de hasta casi 140 miembros de ETA.

Ayer, en esa entrevista tan agresiva a la que le sometió la periodista Ana Pastor –pareja del íntimo amigo del entrevistado Antonio García Ferreras, que es a su vez director de la cadena donde se llevó a cabo el interrogatorio, es decir, que todo queda en casa y en familia–, Zapatero dijo: "La democracia derrotó a ETA con la autoridad de la democracia". Esto, aparte de ser una solemne memez, es sobre todo una gran falsedad.

La ETA de los comandos ha sido derrotada por el trabajo abnegado durante muchos años de la Guardia Civil y de la Policía Nacional. La ETA política está más fuerte que nunca, y quien niegue esta realidad es un ciego o un mentiroso. ETA es la segunda fuerza política en el Parlamento vasco, gobierna la Diputación Foral de Guipúzcoa, el Ayuntamiento de San Sebastián y un buen número de consistorios en el País Vasco y en Navarra. Y en el Congreso de los Diputados, a través de la coalición Amaiur, tiene siete escaños.

Fernández Díaz y el raca-raca zapateril

El melifluo ministro del Interior, y amigo de Rajoy, Jorge Fernández Díaz, en un día tan triste para todos los españoles que siempre han estado junto a las víctimas del terrorismo y luchando por la libertad, no ha tenido otra idea mejor que insistir, en su lacrimosa comparecencia junto al ministro de Justicia, en ese raca-raca zapateril de que "ETA fue derrotada por el Estado de Derecho y por los demócratas". El mismo Fernández Díaz que hace quince meses impulsó –¿de acuerdo con la opinión y el consejo de algún conocido obispo vasco?– la liberación de Bolinaga bajo el argumento de que si no lo hacía estaría prevaricando, ya que el etarra tenía un cáncer terminal y el pobrecito no podía ser tratado del mismo en la cárcel. Han pasado, insisto, quince meses, y Bolinaga sigue vivito, coleando y tomando potes en Mondragón.

Muchos de los males que asuelan España tienen su origen en las políticas suicidas de Zapatero, tanto con su apoyo a la reforma del estatuto de Cataluña como con la negociación política que llevó a cabo con ETA. Cuestiones, por cierto, que están mucho mas interrelacionadas entre sí de lo que nuestros dirigentes políticos creen. ¿O es que alguien piensa que el pacto de ETA con Carod Rovira en Perpignan en enero de 2004 fue a beneficio de inventario?

Pero, siendo cierto que de esos polvos vienen estos lodos, el actual Gobierno del PP y especialmente su presidente no han hecho nada por variar, por modificar ese estado de cosas. Por lo tanto, y en lo que se refiere a los efectos que va a tener la derogación de la Doctrina Parot, sobran muchos rasgamientos de vestiduras en el Ejecutivo.

Liberar a Otegi

Si el Gobierno de Rajoy quiere ser firme, como dice el ministro del Interior, en la lucha antiterrorista y respetar la Memoria y la Dignidad de las víctimas del terrorismo, tiene dos bancos de pruebas para demostrarlo: que active el mecanismo para que Bolinaga vuelva a la cárcel y que eche a ETA de las instituciones, iniciando el proceso para, de acuerdo con la todavía vigente Ley de Partidos, ilegalizar las diferentes marcas de la banda terrorista. Motivos más que sobrados han dado para ello. Mientras no hagan eso, absténganse, señores del Gobierno, de aparentar algo que no sienten y, sobre todo, de hacer como que hacen algo.

Todavía veremos cosas que, como le dijo en su momento Pilar Ruiz Albizu, la madre de los Pagazaurtundua, a Patxi López, "nos helarán la sangre". Veremos cómo este Gobierno o el siguiente libera al líder natural de la denominada "izquierda abertzale", Arnaldo Otegi, actualmente en prisión, para que sea el próximo lehendakari, en un Gobierno con el PNV o, como ya ha planteado el negociador Eguiguren, con el propio PSE.

En definitiva, el "proceso de paz" está muy vivo y cada vez más fuerte. Enhorabuena a José Luis Rodríguez Zapatero y, por la parte que le toca, a Mariano Rajoy Brey. Y mi más sincero pésame y solidaridad a todas las víctimas del terrorismo y a todos los españoles que en un día como hoy sienten –sentimos– asco y rabia ante tanta indignidad.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Olvido Hormigos, ¿reclamo de una web para adultos?
    2. Federico Jiménez Losantos: 'Carmena inventa la "querellación" para tapar su corrupción'
    3. Chenoa y por qué no le duran los novios
    4. Así traicionó Rajoy al Levante español
    5. Imanol Arias, más solo que la una
    0
    comentarios

    Servicios