Opinión
Noticias y opinión en la red
El libro del día

Asesinato en el extranjero

La figura de Ioan P. Culianu (1950-1991) constituye uno de los ejemplos más lamentables de trayectoria científica malograda. Discípulo predilecto de Mircea Eliade –que lo señaló repetidas veces como su sucesor espiritual– Culianu era un especialista en magia renacentista y gnosticismo. Exiliado, al igual que Eliade, le sustituyó en la cátedra de Historia de las religiones de la universidad de Chicago a la que tanto prestigio había proporcionado su mentor.

Es dudoso que pueda decirse que Culianu vivió tiempos más turbulentos que Eliade en lo que a la evolución política de Rumania se refiere, pero poco puede dudarse de que para él resultaron más peligrosos. El 21 de mayo de 1991, mientras se hallaba en el campus de la universidad donde ejercía la docencia, fue asesinado. A partir de entonces ha pasado una década y el crimen –en cuyo intento de resolución se llegó a recurrir incluso a los mediums– sigue sin esclarecerse.

La investigación de Ted Anton –que obtuvo con este libro el Premio Carl-Sandburg-Sachbuch de 1998– muestra que se trató de un perverso asesinato cuyas raíces se hundían en los fondos de reptiles de la policía secreta –y represiva– de Rumanía. Apasionante como una novela policíaca, este libro permite seguir algunos de los detalles más sugestivos de la evolución de las dictaduras comunistas del Este de Europa en regímenes dudosamente democráticos.

Ted Anton, El caso del profesor Culianu, Siruela, Madrid, 383 páginas, Prólogo de Umberto Eco.