Opinión
Noticias y opinión en la red
Libro del día

El desarrollo de la caballería

La institución de la caballería constituye uno de los fenómenos más sugestivos de la Edad Media y, sin ningún género de dudas, de los que han tenido mayor repercusión histórica posterior. No debería por ello extrañar que haya provocado un animado debate sobre su aparición y desarrollo que le ha adjudicado desde unos orígenes enraizados en el imperio romano a otros referidos a la crisis de la sociedad occidental en torno al año mil. No menos interesante ha sido la discusión referente a su interpretación, su ideología y su influencia.

El libro de Flori constituye un magnífico prontuario en el que no sólo establece el origen exacto de la caballería —la quiebra del Bajo imperio pero también las transformaciones sufridas por la Europa occidental— sino que además narra de manera detallada, amena y documentada cómo se alcanzaba la condición de caballero, la forma en que se combatía como tal, la relación de la caballería con estamentos como el nobiliario y el eclesiástico y su visión relativa al amor o a la violencia. En relación con este último aspecto debe recordarse que la institución estaba impregnada de idealismo cristiano y que, precisamente por ello, no pocas veces chocó con elementos que procedían de tradiciones como la romana o la germánica. Así, la participación en torneos fue grata para muchos caballeros pero recibió censuras eclesiásticas porque, a su juicio, desvirtuaba una institución llamada a deberes más elevados que el de satisfacer la propia vanidad mediante la destreza de las armas.

Estos y otros datos convierten el libro en una ocasión gratísima de lectura en la que no sólo disfrutamos una magnífica obra de Historia sino también a un acercamiento a uno de los mitos que, afortunadamente, aún sigue arrojando su luz sobre la cultura occidental.

Jean Flori, La caballería, Madrid, 183 páginas.

Más libros en: El Semanal de Libertad Digital