Opinión
Noticias y opinión en la red
Libro del día

Un retrato objetivo de Franco

Franco constituye una figura profundamente controvertida por razones fáciles de comprender. El hecho de que haya contado con defensores a ultranza y con enemigos encarnizados –no pocas veces surgidos después de su muerte– ha contribuido de manera especial a enturbiar el debate historiográfico de tal manera que pocas biografías del difunto general han sido realmente objetivas y serias y que algunas, como la de Paul Preston, a pesar de sus no pocas carencias ha contado con una enorme difusión. Precisamente por eso, la biografía debida a Andrée Bachoud, profesora de la universidad de París VII-Jussieu, constituye un libro que merece la pena leer. Publicada inicialmente en España por la editorial Juventud, pasó en parte inadvertida precisamente por su carácter objetivo.

Para los apologistas de Franco, resultaba intolerable que se hablara, por ejemplo, de los casos de corrupción que afectaron a sus familiares o de sus debilidades como político; para los adversarios, costaba digerir la descripción de los aportes positivos del general como el desarrollo económico, la paz social o la instauración de una monarquía que pilotaría la transición hacia la democracia.

La profesora Bachoud –que subtitula su libro El logro de un hombre corriente– ha sabido sintetizar magníficamente la vida y la obra de Franco, mostrando que ni fue el genio ungido por Dios en el que creyeron sus seguidores pero tampoco el personaje estúpido y sanguinario, comparable incluso con Hitler, que pretendieron sus enemigos. El fruto ha sido una de las dos o tres grandes biografías de síntesis del general de cuya muerte se cumplirán en breve los veinticinco años.

A. Bachoud, Franco Crítica, Barcelona, 2000, 565 páginas.