Opinión
Noticias y opinión en la red
Libro del día

Una mirada aguda a la historia de Estados Unidos

Aunque Paul Johnson no pertenece al gremio de los considerados historiadores profesionales, puede decirse sin exageración que a él se deben algunas de las obras históricas más interesantes de las últimas décadas. Gracias a él, hemos descubierto la siniestra realidad de los intelectuales o los inicios del mundo moderno y hemos recibido notables síntesis sobre la historia de los judíos o del cristianismo. En buena medida, puede afirmarse que Paul Johnson constituye una magnífica garantía de calidad historiográfica y de originalidad de planteamientos. Estas dos características aparecen de una manera sobresaliente en su última obra, dedicada a historiar la trayectoria de los Estados Unidos.

Para muchos que creen conocer la historia del coloso americano la obra de Johnson resultará extraordinariamente iluminadora. Aprenderán, por ejemplo, que la independencia de Estados Unidos vino impulsada por un fenómeno espiritual denominado “Gran Despertar” que proporcionó todo un entramado ideológico a la futura nación alimentado por raíces hundidas en diversas confesiones protestantes. Asimismo se sorprenderán sabiendo que la guerra civil norteamericana –de la que, verdaderamente, surgió Estados Unidos como nación– apenas afectó a millones de estadounidenses que se habían fijado en el oeste o que seguían viviendo tranquilamente en un este no alcanzado por la guerra. Pero, sobre todo, captarán hasta qué punto los idolatrados años sesenta no fueron la época dorada de la que tanto y tan papanatescamente se habla, sino el inicio de una época en la que los “progres” crearon inquisiciones mediáticas y políticas mediante las que ningunear y crucificar a los partidarios de valores tradicionales como la familia, el trabajo bien hecho o el ahorro. La familia Kennedy –a la que algún sólido comentarista definió como los Borgia apoderándose de una ciudad tranquila– fue tan sólo un paradigma de esa nueva época de disolución social que comenzó entonces y que aún no ha concluido.

Sin embargo, los datos que aporta –y demuestra Jonson– son impresionantes. Así nos enteramos de que las mujeres han conseguido la igualdad legal no gracias al movimiento feminista sino a pesar suyo; que los movimientos antiabortistas han sido el equivalente en las últimas décadas a los movimientos antiesclavistas del siglo XIX logrando una reducción notable en el número de abortos practicados o que las medidas de “discriminación positiva” para ayudar a ciertas minorías étnicas o a ciertos grupos sociales no han funcionado. Estos y otros aspectos llevan a pensar en las enormes posibilidades de reacción que Estados Unidos ha tenido –y tiene– a lo largo de su Historia para resolver problemas difíciles. El texto –extenso pero sin un gramo de grasa– provocará ronchas pero es lo menos que debería esperarse de un libro repleto de datos e inteligencia.


Paul Johnson, Estados Unidos. La historia, Javier Vergara, Madrid, 879 páginas.

Más libros en: El Semanal de Libertad Digital