print
Del 28 de noviembre

Diálogo con José Díaz Herrera

Garzón me parece un juez que se mueve por la vanidad y por criterios poco profesionales, que busca la fama a costa de sacrificar los principios de la justicia y la equidad.



Este diálogo tcon José Díaz Herrera tuvo lugar el  miércoles 28 de noviembre entre las 17:15 y las 18:15.
 
Buenas tardes, amigos.
 
¿Va a acudir a La Linterna a presentar su libro?
 
Si me invitan, naturalmente. Lo haré encantado.
 
Buenas tardes. ¿Qué vamos a encontrar en su libro?
 
Es un amplio compendio de lo que han significado los jueces estrella en España, como parte de una época pasada que debemos superar entre todos.
 
Buenas tardes. Me gustaría saber su opinión personal sobre el ilustre juez Garzón.
 
Me parece un juez que se mueve por la vanidad y por criterios poco profesionales, que busca la fama a costa de sacrificar los principios de la justicia y la equidad.
 
¿Por qué no se ha expedientado aún a Garzón, pese a que ha incumplido la Ley Orgánica del Poder Judicial en varias ocasiones, al opinar sobre política?
 
Se le han abierto varios expedientes, pero no se le ha sancionado. Probablemente por el corporativismo de la profesión y porque es un hombre que se presta a estar en todas las salsas con tal de sobresalir.
 
Por ejemplo, fue un gran instructor en contra de ETA. Al mismo tiempo, ha intentado sin razón alguna meter a Aznar en la cárcel, aunque no tiene competencias para ello.
 
¿Cree que el juez Bermúdez, tras haber sido elevado al firmamento, lleva el mismo camino de Garzón?
 
Sin duda alguna. Está tocado también un poco por el síndrome de la vanidad. Tiene menos formación juridica que sus compañeros del caso del 11-M, pero, en cambio, presidió la Sala y ha sido el verdadero cerebro de esa descabellada sentencia.
 
¿Por qué nadie denuncia a Garzón por prevaricación? Hay ocasiones en que es descarado, como por ejemplo en el caso del ácido bórico.
 
No lo sé. En mi libro expongo más de medio centenar de casos parecidos: utilización de la prisión preventiva para obtener declaraciones, interrogatorios de noche, indicaciones a los inculpados sobre cómo tienen que declarar... En fin, una larga retahíla de irregularidades.
 
¿Cree que Garzón hará limpieza algún día en su despacho y se acordará del sumario sobre el chivatazo a ETA?
 
Creo que está en la línea de apoyar al Gobierno en las negociaciones con ETA. Intuyo también que hay alguien cercano a él en lo del chivatazo a ETA. Sin duda, no puede traicionar a los suyos.
 
Me resulta complicado entender cómo discurren los jueces en general. ¿Puede darnos alguna clave? Parecen de otro planeta en algunos aspectos, y perfectamente manipulables (bizcochables, diría Guerra) en otros.
 
Creo que, en general, son gentes de otro planeta, que no están en la realidad. Pienso también que abarcan demasiados asuntos, y demasiado complejos, como para que puedan ejercer una verdadera justicia.
 
Garzón ha participado de una u otra manera en los tres poderes; en un momento dado se habló de sus ganas de venganza contra González. ¿Le consta ahora qué tipo de relación tiene con el ex presidente?
 
Son excelentes amigos. Han dado conferencias en Nueva York y en Madrid. Es significativo cómo el dinero hace extraños compañeros de cama entre personas vinculadas a la política y personas encargadas de impartir justicia.
 
Buenas tardes, don José. He disfrutado mucho siempre con la lectura de sus libros, sobre todo con Los mitos del nacionalismo vasco. ¿No cree que el PNV es ya más una empresa de colocación que un partido político?
 
Si, naturalmente. Yo lo definiria, no obstante, como una parte del entramado de ETA, que no usa las pistolas pero defiende a los que las emplean y se aprovecha de los rédfitos de ETA para ir a lo que ellos llaman la "construcción nacional", objetivo de unos y otros.
 
Buenas tardes. ¿Cómo es posible que, pese a sus sumarios chapuceros, Garzón siga siendo una estrella mediática?
 
Porque se presta a todos los chalaneos del poder político, sin duda. Y porque es capaz de apuntarse a un bombardeo con tal de estar en el candelero. Yo cuento en el libro, por ejemplo, cómo en la etapa de Mario Conde defendía la sociedad civil, luego fue el martillo de ETA con el PP, en la guerra de Irak se apuntó al grupo de intelectuales de izquierda que defendían la tesis de la no intervención militar de los Estados Unidos...
 
¿Llegará el día en el que la elección de determinados jueces no dependa de los partidos políticos?
 
En las propuestas del PP creo que se habla de volver a la primera ley de la democracia, por la que salían elegidos a propuesta de los colectivos profesionales. De todas maneras, desde mi puinto de vista el mejor sistema es el americano, donde es el pueblo quien los elige.
 
¿Ha dado Garzón por terminada su carrera política? ¿O acaso está esperando un buen ofrecimiento de la izquierda?
 
Está en el puesto 177 del escalafón, es decir, acabando su carrera. Mi impresión es que es muy dificil que pueda presidir organos colegiados (tribunales), ya que no tiene experiencia para ello. Su carrera de conferenciante, por otra parte, le ha convertido en un juez muy contaminado para instruir o juzgar muchos asuntos.
 
Buenas tardes. ¿Cómo es posible que, pese a sus sumarios chapuceros, Garzón siga siendo una estrella mediática?
 
Porque vive de las apariencias, porque es un juez mediático, que ha sabido aprovechar los tiempos. Por ejemplo, es conocido como juez universal por el asunto Pinochet. Poca gente sabe que ese sumario no era de él, sino de García Castellón, y que hizo muchas marrullerias para quedárselo. Se le ha perdonado todo eso porque, para un sector de la izquierda mediática, el fin justifica los medios.
 
¿Considera que la reputación de Garzón se ha visto afectada por su apoyo claro al proceso de negociación con ETA?
 
Dentro de España, sí; fuera, no. Se le sigue considerando un semidiós. Especialmente en Chile o Argentina; dos países, por cierto, donde han pedido mi libro desde ayer, porque también hay sectores empeñados en desmitificarle.
 
Hoy hemos escuchado que el Consejo General del Poder Judicial ha expulsado de la carrera a una juez de Motril por sus reiteradas faltas (entre otras, no excarcelar a un inocente). ¿Qué pasa con el todopoderoso Garzón? Han sido innumerables las chapuzas cometidas, y es uno de los peores instructores de la Audiencia Nacional. ¿Es intocable?
 
Intocable, no. El CGPJ, por ejemplo, impidió que accediera a la presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Fue el primer frenazo a su carrera. Desde entonces, su poder ya no es el mismo, aunque sigue dando conferencias por ahí y da la impresión de que ostenta un poder insuperable, que no posee.
 
Buenas tardes. Tras sus obras sobre las figuras Aznar y Arzalluz, ¿quién será el siguiente? ¿Tal vez Imaz, que ahora, “oficialmente”, abandona la política?
 
No, creo que no ha sido nunca un peso pesado. Estoy trabajando en una segunda historia de la Guerra Civil en el País Vasco. Creo que haré aportaciones novedosas de un asunto poco esclarecido. Por ejemplo: Santoña. Nadie ha contado nunca que el PNV abandonó a los gudaris y sólo pensó en salvar a la oficialidad del Eusko Gudarostea, su ejército, en contra de lo que se ha escrito.
 
¿Por qué razón cree usted que Garzón pasó de representar el azote del terrorismo etarra a apoyar al Gobierno en sus planes de cesión ante la banda?
 
Es una especie de transformista, que sa adapta al medio perfectamente. Ha intentado meter en la carcel a González, a Videla, a Pinochet y a Aznar. Al poco tiempo, se ha hecho amigo de González, del ministro chileno de Exteriores durante la etapa Pinochet o de Kissinger, al que también intentó encarcelar. La perfecta adaptación al medio por enima del Codigo Penal.
 
Buenas tardes, señor Díaz Herrera. Me gustaría saber si el señor Garzón ha leído el libro, o si sabe de él. En definitiva, si le ha hecho algún tipo de comentario sobre su obra. Gracias.
 
Supongo que lo estará leyendo. Yo no le conté nada, pues se trataba de un libro no autorizado. No creo que sea capaz de asimilar la catarata que se le viene encima y que se querellará. Estamos preparados para responderle.
 
En ese segundo libro sobre el PNV y la Guerra Civil, ¿profundizará también en el intento de acuerdo entre el Gobierno vasco y Mussolini para salir airoso del conflicto?
 
Si, en dos o tres capitulos. Pero lo importante es que el 25 de junio de 1937 hubo una reunión en Zalla del Euzkadi Buru Batzar donde se decide abandonar a su suerte a los gudaris y que sólo escaparan los mandos del ejército. Por cierto, Franco sólo fusiló a dos o tres, en contra del mito. Socialistas y comunistas, a bastantes más.
 
¿Cuáles fueron, en su opinión, los verdaderos motivos que llevaron al juez Garzón a tomarse un año sabático en EEUU? ¿Buscaba notoriedad o simplemente estaba cansado?
 
Su derrota en la batalla por la presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. De hecho, pensó marcharse de la carrera judicial. Al final regresó porque su verdadera actividad son las conferencias, los coloquios, que cobra a precio de oro, y esa faceta decaía si dejaba la Audiencia.
 
¿Es el juez Garzón más magistrado que personaje público? Es decir, ¿cree que se ha terminado convirtiendo en el personaje que ha tratado de crear, al margen de la carrera judicial?
 
Él se define a sí mismo un como defensor de los Derechos Humanos y de la Justicdia Universal como conquista del siglo XXI. Evidentemente, defiende una justicia de izquierdas. Por ejemplo, no ha encausado a Daniel Ortega o a Fidel Castro, verdaderos tiranos y genocidas, y en cambio sí lo ha hecho con Pinochet, actuando de noche y a hurtadillas.
 
¿Va a volver a formar pareja de lujo con Isabel Durán en alguna nueva obra?
 
Hemos emprendido caminos distintos, y sé que a ella le va bien. Le deseo suerte. Creo que no
 
¿A quién cree que ha hecho más daño Garzón, a ETA o a la Justicia?
 
El verdadero instructor de los sumarios de ETA, desde mi punto de vista, ha sido el fiscal Enrique Molina, todo un fuera de serie. Creo que Garzón ha hecho un daño tremendo a la Justicia, al intentar establecer una Justicia alternativa que beneficia a un sector de la sociedad y criminaliza a otro, las victimas del terrorismo, por ejemplo.
 
¿Conoce el motivo de la inquina que Garzón tiene a Aznar? ¿Tiene que ver González en ello?
 
Creo que ésta es la última pregunta, y antes de contestar quiero solidarizarme con Pío Moa y Federico Jiménez Losantos, verdaderos abanderados de la libertad en estos momentos, perseguidos por defender la idea de la unidad de España por encima de todo.
 
Y ahora, paso a contestar.
 
Aznar no le apoyó en su campaña por el Premio Nobel de la Paz. Creo que su inquina viene de ahí. Luego, durante la guerra de Irak, escribió tres articulos en su contra en El Pais; en uno de ellos, "Sr. Presidente", le decía lo que tenía que hacer. Fue una invasión intolerable en la labor del Ejecutivo.

Enlaces patrocinados