Opinión
Noticias y opinión en la red
9-V-2007

Ultrajes a España y al Estado de Derecho

"A mí la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás. Y que se metan a España ya en el puto culo, a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando del campanario. Que se vayan a cagar a la puta playa, con la puta España, que se vayan a la mierda con el país ese."

Evidentemente, cuando el actor Pepe Rubianes, con ocasión de la tramitación del Estatuto soberanista catalán, lanzó estos ultrajantes exabruptos contra España y contra los españoles en la televisión pública catalana, lo hizo en el ejercicio de su libertad de expresión. Precisamente porque Rubianes no estaba sometido en esos momentos a coacción es por lo que cabía –y cabe– responsabilizar al actor de sus palabras y aplicarle el artículo 543 del Código Penal que, textualmente, dice que "las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad, se castigarán con la pena de multa de siete a doce meses."

Una inexperta juez suplente que cubre la vacante del titular del Juzgado número cinco de Sant Feliu de Llobregat ha decidido, sin embargo, archivar la denuncia contra el actor, presentada, entre otros, por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), en un auto en el que ampara las palabras del actor alegando, entre otras cosas, su derecho a la libertad de expresión y que sus soeces comentarios iban dirigidos exclusivamente contra una "concepción golpista" de España. Vamos, como si la "unidad de España" fuera una proclama ilegal, en lugar de un protegible precepto constitucional; como si eso de una "determinada concepción" de España, una excusa aducida por Rubianes con posterioridad, no fuera sino una patente de corso para cualquier ultraje a nuestra nación.

Claro que si es la propia juez la que se permite calificar de "franquista" el artículo que tipifica como delito los ultrajes a España, la que cuestiona su vigencia en el actual Código Penal, y la que califica de "malicioso" lo que, por parte de los denunciantes, no ha sido sino el ejercicio de un derecho como es el de recurrir a la Justicia, poco más hay que añadir...

Tan sólo señalar que la Fundación DENAES ha emitido un comunicado en el que anuncia el recurso contra el archivo de la causa y en el que subraya la escasa preparación de esta juez suplente. Con todo, no sabemos si el archivo de la causa se ha debido al escaso conocimiento de la juez sobre lo que es el Estado de Derecho o, más bien, a que la ley le importa más o menos lo que a Pepe Rubianes la unidad de España. Ambas cosas no son incompatibles. Y ambas, igualmente alarmantes y ofensivas para los españoles.