Menú

Los timadores llaman a tu puerta

Ahora, la ANC recoge las enseñanzas del indiscreto Vidal y las inculca a equipos de misioneros que las utilizarán para catequizar a los catalanes profanos.

0
Santiago Vidal | Archivo

Hasta ahora la mayoría de los extraños que llamaban a tu puerta eran los cargantes comerciales de empresas inmobiliarias, eléctricas, telefónicas y aseguradoras. O los incombustibles Testigos de Jehová, que te prometían la salvación de tu alma tras el inminente Armagedón. Pero te dejaban en paz los timadores de la estampita o del tocomocho que circunscribían sus actividades a lugares públicos. Prepárate. Cualquier día de estos llamarán a tu puerta los timadores de nueva estirpe: los que vendrán a ensalzarte las virtudes del fraudulento proceso secesionista. Serán los enviados de la Assemblea Nacional Catalana, portadores de un tocomocho envuelto en la estelada.

Mercancía tarada

La mercancía tarada que la ANC se propone repartir de puerta en puerta mediante una legión de voluntarios es, ni más ni menos, la que el exjuez Santi Vidal promocionó en los locales de dicha organización distribuidos por toda Cataluña: los gerifaltes del movimiento secesionista, alarmados por la magnitud de las transgresiones que el magistrado fallido, encumbrado por ERC, se jactaba de atribuirles, se apresuraron a desautorizarlo. Pero quedó flotando en el ambiente la duda de si aquello había sido un farol para levantar los ánimos caídos de los militantes o si, movido por su megalomanía, había cometido la torpeza de revelar una trama secreta encaminada a engañar al Estado con astucia, como había prometido Artur Mas. Según Vidal, los confabulados habían logrado apropiarse de los datos fiscales de todos los ciudadanos de Cataluña, concertar pactos militares y de inteligencia con potencias extranjeras, gestionar créditos suculentos con corporaciones multinacionales y confeccionar listas de jueces desafectos para expulsarlos y sustituirlos por otros adictos.

Ahora, la ANC recoge las enseñanzas del indiscreto Vidal y las inculca a equipos de misioneros que las utilizarán para catequizar a los catalanes profanos ("Cursillos ANC de seducción", LV, 12/2). Se trata de clases de coaching al estilo empresarial, con textos como Técnicas de seducción para hacer la República catalana más atractiva, acompañado por Persuasión interpersonal. Recursos profesionales de venta y Cómo escribir un artículo de opinión para persuadir. El primero de los citados detalla:

El objetivo es "incorporar una nueva visión" para poder seducir a los "conciudadanos no independentistas a través de la información y el diálogo". Para hacerlo, los participantes aprenden a "sembrar la duda", "la seducción", "la mentalidad vendedora", y toda una retahíla de "conversaciones recurrentes".

Bombardeo de propaganda

Otro documento de la ANC recopila conversaciones muy frecuentes para persuadir a los indecisos ("Labia para independentistas", LV, 25/2). Las mentiras flagrantes con que se pretende engatusar a la gente común, reforzadas por el bombardeo de propaganda sectaria que satura los medios oficiales y subvencionados de Cataluña, trae reminiscencias de lo que sucedió y sucede en los variopintos regímenes totalitarios.

Mienten sobre las balanzas fiscales, ocultan la inevitable desconexión con la UE, exacerban la ya vigente hostilidad a la lengua castellana, simulan respetar la ciudadanía española. Mienten descaradamente sobre la preservación de las pensiones. La víctima de estos timos en el manual de ANC es una española llamada Encarni, parienta de la señora Pérez del predicador Francesc-Marc Álvaro y de la abuela Teresa de Pablo Iglesias, y Joaquín Luna se burla en su siempre cáustica columna de la táctica empleada para camelarla ("La ANC seduce a Encarni, la tonta", LV, 27/2):

Los modelos de conversaciones recuerdan que estamos en Carnaval y hay que reírse de todos, como hace la ANC de la unionista target: la Encarni, catalana nouvinguda con acento de Trebujena que se pasa la mañana friendo croquetas, las tardes viendo Tele 5 y los días comprando las paletillas de jamón que endosan en las radios del cachondo de Justo Molinero.

La campaña va en broma y los de la ANC se ríen de sí mismos como demuestra la forma de abordar las pensiones. ¿Que la Encarni desconfía y teme perder la pensión, la paletilla y el apartamento en la playa? He aquí –textual– la respuesta del manual, capaz de revolver en su tumba al gran Joan Capri: "¡Mire, si se queda sin cobrar la pensión, se la pagaré yo! ¡Coja mi número de teléfono! ¡Lo digo de verdad!". Una duda, ¿es más tonto de la higuera quien da esta garantía a un desconocido o quien la da por buena?

Adiós a los bulos

Vistas las artimañas de estos timadores, lo más aconsejable es no abrirles la puerta. Y, si consiguen colarse en el interior, tener a mano algunos de los muchos papeles que desenmascararon las falacias del lenguaraz de ERC y de la ANC, el exjuez Vidal. La que causó mayor impacto, porque implicó la violación de la intimidad de los ciudadanos, fue la referida al hecho de que la Generalitat podría haberse apoderado, subrepticiamente, de sus datos fiscales. Aunque lo hubiera conseguido, por los medios tortuosos que pudren todo el proceso, tampoco servirían para financiar las necesidades de una Cataluña independiente. Lo explica el economista Manel Pérez ("La fábula del juez Vidal", LV, 29/1):

La nueva estructura de gestión del fisco catalán tardaría mucho tiempo, años o décadas, dependiendo de la opinión del fiscalista al que se le pregunte, en ser operativa de acuerdo con los estándares de la actual Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) o de los organismos equivalentes en Europa. Sobre todo para financiar las actividades de un Estado con decenas de miles de funcionarios y responsabilidades de todo tipo, desde las asistenciales primarias a las de inversión a largo plazo.

Lo remacha por enésima vez Francesc Granell ("La ficción de Catalunya fuera de la UE", LV, 11/2):

Esto de que una Catalunya separada de España –que es quien es miembro de la UE– seguiría en la Unión es una más de las ficciones que maneja el independentismo, que olvida que esta comunidad tiene leyes que deben respetarse y que la integridad territorial de los Estados miembros es una de ellas. (…) Si el Brexit es algo muy duro para una economía importante como la británica –que además no está en el euro ni en Schengen–, tal situación para Catalunya –que sí lo está– sería aun mucho más problemática.

¿Más claro todavía? Leamos esto (LV, 11/2):

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, advierte: si Catalunya declara la independencia estaría actuando contra la Constitución española y, por tanto, contra "parte del marco legal europeo", lo que provocaría que dicha ruptura "nunca podría ser reconocida" por la Unión Europea.

Adiós a los bulos de la desconexión exprés y al marketing chabacano que refleja el desprecio de la ANC por la inteligencia de los ciudadanos y por su nivel de información. El Consell de Garanties Estatutaries, apéndice de la Generalitat, ha firmado por unanimidad el acta de defunción del referéndum por considerarlo impresentable desde el punto de vista jurídico (LV, 4/3). Clar i català.

Mensajeros del miedo

Recordemos que la Audiencia Nacional confirmó la multa de 400.000 euros que la Agencia de Protección de Datos impuso a la ANC y a Òmnium por violar la intimidad de los ciudadanos al preguntarles sobre su ideología e intención de voto (El País, 30/1).

Ahora la historia se repite, con el agravante de la intromisión en el domicilio con fines proselitistas. En el clima de fractura social que ha generado el Politburó secesionista, con la colaboración de activistas minoritarios pero fanatizados por una avalancha de mentiras, cabe preguntarse si los acólitos de la ANC se presentan como interlocutores cívicos o como mensajeros del miedo. Sobre todo ahora que se sabe que "un documento interno de la ANC propone escenarios de choque y plantea acampadas indefinidas o la ocupación de infraestructuras si hay inhabilitaciones" ("Operación Xirinacs", LV, 12/3). Mientras, Anna Gabriel y el parlamentario de ERC Jordi Orobitg coincidieron en vaticinar que la transición hacia el Estado catalán "no será necesariamente pacífica y ordenada" (Fernando Ónega, "La hora de la verdad", LV, 11/3). Las falanges joseantonianas de la neorrepública de Saló catalana, ¡presentes!

El comportamiento de los regímenes totalitarios, que buscan imponer su ideología desde el puesto de mando, abominando de las leyes y del normal funcionamiento del sistema parlamentario, que sustituyen por referendos y plebiscitos, hace temer lo peor. En ellos, los conocidos ocasionales e incluso compañeros de trabajo, vecinos, amigos y parientes pueden convertirse en espías o delatores. Con más razón los extraños indagadores. Sucedió en la Alemania nazi, la Italia fascista, la España franquista, la Argentina peronista, la Unión Soviética y sus satélites comunistas. Sucede todavía en China, Cuba, Venezuela. En Polonia el Gobierno de ultraderecha está formando una fuerza de jóvenes voluntarios para defender la identidad nacional (LV, 27/10/2016).

"Jóvenes voluntarios para defender la identidad nacional". ¿Te suena? Es posible que llamen un día de estos a tu puerta. No serán polacos, pero sí timadores. No los recibas. Si mañana se adueñaran del poder reaparecerían para pedir cuentas a las Encarnis que no se mostraron dóciles en la primera entrevista. Lo harían en nombre de algo copiado de los infames Comités de Defensa de la Revolución castristas. Hagamos todo lo posible para que eso no ocurra. Todavía puedes echar el cerrojo recitando el sagrado adagio inglés: "My home, my castle". Mi hogar, mi castillo.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Impactantes confesiones de Ágatha Ruiz de la Prada sobre su divorcio: "Pensé que estaba con una tía"
    2. El drama de Estíbaliz Sanz: de sex symbol a barrendera
    3. Todo lo que no sabías de 'Masterchef': ¿cuánto cobran los concursantes?
    4. Ángel Garó presume de palacete en una hilarante entrevista
    5. Podemos boicotea el 40 aniversario de la democracia y pide prohibir la entrada en el Congreso a Martín Villa
    0
    comentarios

    Servicios