Exteriores
Noticias y opinión en la red

Exteriores - 14 de Febrero de 2005

> > > Edición del lunes 14 de febrero

DESDE GEORGETOWN

El liderazgo demócrata (I)

José María Marco
Howard Dean quiso ser el candidato demócrata en los comicios de 2004.
Algunos optimistas siguen hablando de dos Américas, una de corazón republicano y otra de corazón demócrata. Incluso las dibujan en el mapa: la costa Oeste, el Este y algo del Norte para los demócratas; el centro y el sur del país para los republicanos. En realidad, la marea republicana es mucho más importante. Lo demuestran el mapa electoral condado por condado, donde los republicanos cubren toda la geografía norteamericana, y su casi monopolio de los condados de mayor crecimiento demográfico.
POLÍTICA EXTERIOR DE EEUU

Condulzura Rice

Rafael L. Bardají
La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice.
Se cuenta que, siendo los padres de Rice unos enamorados de la música clásica y de la ópera, quisieron inscribir a su recién nacida con un nombre de movimiento musical: Condolcessa, pero que el encargado o encargada del registro deletreó mal el nombre y escribió en su lugar Condoleezza, palabra carente de todo significado. Con todo, la nueva cara exterior de los Estados Unidos –la primera mujer de color que llega a tal puesto– tiende al look risueño y dulce. ¿Pero es en realidad la cara amable con la que sueñan los líderes europeos?
DESDE JERUSALÉN

Consejos de la Cosa Nostra

Gustavo D. Perednik
El príncipe Abdulá ejerce de rey en Arabia Saudí.
Cuando vi que ingresaban Salvatore Riina y sus secuaces, sentí miedo y repelencia. Los cabecillas de los clanes Mancuso, Corleone y Sernitella aconsejaban en Palermo cómo debe enfrentarse el crimen organizado, y a sus debates televisados en Sicilia asistían delegados de la ONU, Europa, China, EEUU, etc. ¿Era solamente una pesadilla mía? Pues sí, y cuando el mador me despertó me di cuenta de qué la había provocado. La semana pasada, entre el 5 y el 7 de febrero, tuvo lugar en la capital saudí una Conferencia Internacional de Contraterrorismo, convocada por la casta más poderosa, corrupta y terrorista: los Saúd. 
CRÓNICAS COSMOPOLITAS

El suave perfume del fracaso

Carlos Semprún Maura
José Luis Rodríguez Zapatero y Jacques Chirac.
El viaje de Condoleezza Rice por Europa, después de su estancia en Próximo Oriente, fue un éxito, en el sentido de que logró perfectamente su cometido. La prensa europea, y sobre todo la francesa –lo cual tiene su lógica, ya que Francia se creyó se encabeza el campo antiyanqui mundial–, tuvo reacciones bastante divertidas. Al principio dominó la voz de quienes sesudamente opinaban que Bush y su Gobierno se habían dado cuenta de sus errores, que ponían fin a su “unilateralismo”, y casi afirmaban que, a fin de cuentas, la señora Rice venía a “pedir perdón” a Europa, en nombre del presidente Bush.
ORGANISMOS INTERNACIONALES

Locuras de la ONU

Clifford D. May
Vista de la sede central de Naciones Unidas, en Nueva York.
¿Está la ONU planeando hacer una parodia de sí misma? ¿Cómo explicarse, si no, el anuncio de que se ha elegido un panel para decidir las quejas que atenderá la Comisión de Derechos Humanos en su reunión anual de Ginebra, esta primavera, y que tres de los cinco miembros son Cuba, Zimbabue y Arabia Saudí? Su emplazamiento en el diplomáticamente llamado "Grupo de Trabajo de Situaciones" prácticamente garantiza que estos abyectos violadores de los derechos humanos no sean criticados, censurados o sancionados, no importa los crímenes que hayan cometido, estén cometiendo o planeen cometer.
LA ECONOMÍA CUBANA EN 2004

Cuentas, cuentos y tragaderas

Ricardo Carreras Lario
Kiosko estatal de un mercado agropecuario de Centro Habana (Cubanet).
El gobierno castrista dice que el Producto Interno Bruto (PIB) cubano creció un cinco por ciento en el 2004. Los expertos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), generalmente laxos con el régimen castrista, habían pronosticado un crecimiento del dos por ciento, mientras que sesudos centros supuestamente prestigiosos, como el Economist Intelligence Unit, rama analítica de la revista The Economist, le dan un tres por ciento. Pues bien, señores, lamentablemente para los cubanos, que la padecen, la economía cubana no creció ni un cinco, ni un tres ni un dos, sino que decreció en el 2004.