Fin de semana
Noticias y opinión en la red
NOVEDAD EDITORIAL

'El reto de Rajoy' por Bardají y Elía

Esperanza Aguirre Gil de Biedma

Reproducimos el prólogo que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha escrito para EL RETO DE RAJOY, de RAFAEL BARDAJÍ y ÓSCAR ELÍA, que acaba de publicar la editorial Ciudadela. Obviamente, el texto fue escrito antes de las elecciones del pasado 20N.

Publicidad

Si todas las encuestas y los pronósticos se cumplen, las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 van a otorgar al Partido Popular una impresionante victoria. Una victoria que sólo tiene un precedente, el resultado que alcanzó Felipe González en 1982.

Esos dos aplastantes resultados tienen en común más de un elemento. En 1982 se respiraba en la calle una especie de necesidad de que ganase el Partido Socialista. Parecía como si los españoles, escrutados por los ojos de todo el mundo, quisieran demostrar a la comunidad internacional y demostrarse a sí mismos que la transición a la democracia estaba culminada al probar, sin tensiones y sin resistencias de ningún tipo, que la alternancia en el poder funcionaba. El pálpito de la calle anunciaba la que luego fue abultada victoria socialista. Pues bien, hoy en todas partes se respira también la necesidad de que llegue el Partido Popular a La Moncloa para que arregle todo lo que los socialistas han estropeado en estos últimos siete años y medio. Es verdad que lo que ha hecho que una inmensa mayoría de españoles vuelva sus ojos al Partido Popular y le otorgue su voto es la catastrófica situación económica a la que los socialistas han conducido a España. Lo hacen con la esperanza de que Mariano Rajoy, que, para empezar, es un líder con una preparación intelectual y académica muy superior a la de sus adversarios, sea capaz de encauzar la economía española y de lograr que en España vuelva a crearse empleo. Pero también es verdad, y eso es lo que explica este vibrante libro con una nitidez y una crudeza inmisericordes, que los problemas que se van a encontrar Mariano Rajoy y su equipo no van a ser sólo los económicos. Y que, para bregar con ellos, todos los apoyos que consiga van a ser pocos.

Rafael Bardají y Óscar Elía, consumados expertos en el análisis de la política internacional, empezaron este libro con el plausible objetivo de describir el mundo que va a encontrarse Rajoy al minuto siguiente de entrar en su despacho de La Moncloa. El primer objetivo del libro era, pues, elaborar una reflexión en profundidad acerca de las grandes cuestiones de política internacional que le esperan al próximo presidente del Gobierno, un asunto de capital importancia y que, desgraciadamente, suele ser muy poco abordado en las campañas electorales españolas, al igual que ocurre con las grandes líneas de la política de defensa, que tampoco son debatidas por los políticos antes de las elecciones generales que se celebran en España.

Los autores saben bien que la política exterior de un país es siempre continuación de la política interior. Como también saben que los problemas económicos, institucionales, educativos y políticos que se va a encontrar Rajoy al llegar a La Moncloa son de una gravedad inmensa. Los autores, como una mayoría de españoles, son conscientes de que España se encuentra hoy en un momento trascendental. Para empezar, saben que la crisis económica ha puesto de manifiesto la imperiosa necesidad de llevar a cabo unas reformas que los años de prosperidad habían ido aplazando. Como saben que, sin resolver esos problemas y sin impulsar esas reformas, no hay posibilidades de encarar un futuro de España mejor que el presente.

Lo que pasa, y esto es lo que este libro analiza con una intensidad admirable, es que la crisis económica y las torpezas del gobierno socialista para luchar contra ella han venido a demostrar que la actual crisis española abarca muchos aspectos, además del económico. Porque España, y esto queda expuesto en el libro con un rigor admirable, está inmersa en una indisimulable crisis de valores, en una evidente crisis institucional e, incluso, en una crisis constitucional. Y todas ellas de enorme calado.

Esto quiere decir que la España de Rajoy va a tener que plantearse su política exterior desde una situación muy poco favorable por la existencia de todas esas crisis en nuestra política interior. Y además, como explica admirablemente bien esta obra, el mundo que Rajoy se va a encontrar no tiene nada que ver con el que existía cuando en 1990 el Partido Popular elaboró los programas que le llevaron a las victorias electorales de 1996 y 2000. Ni con el mundo de 2004, cuando Zapatero subió al poder. El mundo de hoy está experimentando cambios trascendentales que hacen que ya no sirvan los esquemas y los planteamientos de hace pocos años. Los Estados Unidos están de retirada. La OTAN, con unos Estados Unidos cada vez más retraídos, ha perdido mucha de su capacidad disuasoria. Y la Unión Europea, sin una decidida política de defensa, no parece capaz de liderar una política exterior común.

Así que, inmersos en todas las crisis que hoy llenan el panorama de nuestra política interior y con unas alianzas internacionales que también están en crisis, es como tendrá que construir Rajoy la nueva política exterior de España. Una política exterior que presenta algunos riesgos que no podemos ni minimizar ni, mucho menos, olvidar. El principal de los cuales es el de la amenaza islamista, que puede llegar hasta nuestras fronteras al extenderse por todo el norte de África.

España tiene que recolocarse en medio de ese mundo exterior que hoy es cambiante y poco predecible. Y el temor de los autores de este libro vibrante, apasionado y patriótico, es que esos inmensos problemas de política exterior España los tiene que afrontar desde una posición de debilidad estructural. Porque, como explican con contundencia en las páginas de esta obra, los españoles nos hemos despreocupado en exceso de la defensa nacional, porque la ruina económica es indiscutible y porque llevamos muchos años inmersos en un relativismo cultural y moral que ha adormilado nuestra tensión intelectual y espiritual, nuestro espíritu de sacrificio y, en definitiva, nuestro sentimiento patriótico.

Con valentía y sin paños calientes, los autores nos muestran cómo ese relativismo moral ha dejado que, desde hace años, se cultive entre nosotros un incomprensible desprecio hacia el pasado, la historia, las tradiciones y la cultura de España. Y, como los autores de esta obra son, ante todo, valientes y dan la cara, se atreven a señalar algunas de las causas de esa crisis moral de la sociedad española, que ha ido unida a la aceptación de algunos paradigmas socialistas como si fueran dogmas de fe. En primer lugar, los autores denuncian el nefasto sistema educativo que tenemos desde la Logse, que ha eliminado de la enseñanza, sobre todo en la Secundaria, los valores del estudio, del trabajo, del mérito y de la adquisición de conocimientos. También responsabilizan del desarme moral de los españoles a unos medios de comunicación escorados a una izquierda siempre antiliberal y antinorteamericana, y a unos protagonistas del llamado mundo de la cultura que también propagan posiciones antioccidentales.

Pero no se crea que Bardají y Elía cierran el libro con pesimismo. Es verdad que el retrato que hacen de la actual situación de España es muy preocupante. Es verdad que este ensayo de interpretación de la realidad española para orientar nuestra futura política exterior presenta un panorama con muchas más sombras que luces. Es verdad que la conclusión que se saca después de leer sus vibrantes y apasionadas páginas es la de que España está en una hora crucial y que es imprescindible una reacción nacional de hondo espíritu patriótico para salir de todas las crisis en las que estamos inmersos. Todo eso es verdad, pero también es verdad que Rafael Bardají y Óscar Elía han sabido acabar su libro con la reivindicación de lo que ellos han llamado la España "dignada", es decir, la España de esa inmensa mayoría de españoles que están orgullosos de serlo, la España de esa inmensa mayoría de españoles que, pese a los ideólogos de moda, han seguido cultivando el valor del esfuerzo, del trabajo y del afán de superación, la España de esa inmensa mayoría de españoles que se respetan a sí mismos y que quieren ser respetados por todo el mundo.

Apoyándose en esa inmensa mayoría de españoles que los autores han llamado la España "dignada", Mariano Rajoy va a tener la responsabilidad de liderar todas las reformas estructurales, económicas e institucionales que España necesita para recuperar la actividad económica y el empleo, para recuperar el pulso moral y cívico, para acabar con el relativismo cultural, para resucitar el espíritu patriótico y para abandonar el fatalismo al que estos últimos años de socialismo agónico parecían habernos condenado. Es una tarea titánica pero con el apoyo de todos esos españoles que no quieren perder esta oportunidad de torcer el rumbo que ahora llevábamos Mariano Rajoy sabrá impulsar las reformas que España necesita para recuperar lo perdido y, en consecuencia, podrá dirigir una política exterior a la altura de lo que España es y se merece. Y, sin duda, en este libro podrá encontrar siempre los análisis más serios y valientes y las propuestas más eficaces para la inmensa tarea que le espera.

Lo más popular