Fin de semana
Noticias y opinión en la red
CÓMO ESTÁ EL PATIO

¡Zapatero: regálale un PER a papá!

José Luis Rodríguez Zapatero, a pesar de ser masón, o precisamente por eso, respeta algunas tradiciones. No las cristianas, claro, sino otras mucho más arraigadas en algunas zonas de España, como el trinque presupuestario, que en Andalucía rivaliza en fervor popular con la Virgen de la Macarena.

Los padres del agro andaluz andaban en vísperas de su onomástica algo preocupados ante la posibilidad de tener que justificar las treinta y cinco peonadas –¡qué barbaridad!– que les permite trincar el subsidio del PER por espacio de doce meses. Treinta y cinco peonadas que por supuesto no trabajan; y menos mal, porque en tal caso los bragueros de doble ingle experimentarían una subida de precio vertiginosa, y no está la sanidad pública para tales excesos.

Pero para eso está Zapatero, que, cercano al dolor del pueblo, sobre todo del que le vota masivamente (nunca mejor dicho), se ha dado una vueltecita por la capital de Andalucía para llevar la tranquilidad a cientos de miles de hogares, que ya se veían en la necesidad de que sus titulares tuvieran que vivir este año exclusivamente de los rendimientos de su esfuerzo, como en el resto del Estado, antes llamado España.

Y como nuestro ZP es de natural generoso, no sólo los padres de familia han recibido en el día de San José ese espléndido regalo, también las madres y los hijos mayores de edad, que de esta forma van a poder seguir aportando a las finanzas familiares una paguica en condiciones a cambio de no hacer nada y votar a la pesoe como el Gran Arquitecto manda. Veinte peonadas, veinte, a lo largo de un año, es un esfuerzo más razonable, porque aún quedan trescientos cuarenta y cinco días para dedicarse a otras tareas mucho más enriquecedoras, como la lectura del Boletín Oficial de la Unión Europea a la búsqueda de cualquier subvención agrícola, que es lo que cualquier agricultor europeo hace antes de arreglar la fiambrera para pasar un duro día de trabajo en el campo.

Zapatero dice que no está haciendo propaganda electoral con el dinero de todos los españoles, pero sería el primer político en la historia de la humanidad que hace algo que no sea comprar votos. Los políticos están para eso, para animar a los votantes a que les entreguen su confianza utilizando su dinero y el del vecino. Lo que ocurre en Andalucía es simplemente que los votantes son especialmente generosos si los políticos en el poder demuestran también que lo son.

No es seguro que las encuestas electorales vayan a dar un vuelco en contra de la pesoe, porque en las zonas urbanas hay mucho traidor de clase. Pero después de la campaña "ZP le regala un PER a tu papá", si hay algún elector rural que niegue su voto al presidente, lo hará con un profundo dolor en el alma. Y a escondidas de sus hijos; porque hay traiciones paternales que no se perdonan jamás.