Opinión
Noticias y opinión en la red
Bildu

Ante la traición a España, ETA fuera de las instituciones

Si tuviéramos que escoger como referencia alguna de las jornadas de reflexión que hemos vivido, casi con seguridad elegiríamos el 13-M. Ese día lo recordaremos siempre por el asedio al PP bajo el pretexto de querer saber toda la verdad del atentado del 11-M: utilizaron y manipularon el dolor de las víctimas del terrorismo y el sentir mayoritario de los españoles en beneficio del PSOE y de los partidos separatistas. No podemos olvidar las palabras del actual ministro de Interior diciendo: "Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta".

Desde el más absoluto respeto, pero no por ello con menos contundencia, deberíamos ser capaces de marcar en el calendario un nuevo día de reflexión ante las elecciones del próximo 22 de mayo: con un nuevo acto de rebelión cívica el 14-M en Madrid. Seremos las víctimas del terrorismo y los españoles de bien los que responderemos nuevamente a otra traición a España por parte del Gobierno de Zapatero.

Desde Voces Contra el Terrorismo vamos a denunciar lo que va a suponer la pérdida de años en la lucha contra el terrorismo con la presencia de Bildu-ETA en las instituciones. El sacrificio de la Guardia Civil, Policía Nacional, de los muchos concejales constitucionalistas que han sido asesinados o los que viven sin libertad para defender la nuestra, no puede ser en vano.

La información, el dinero y el poder que obtendrá el brazo de ETA será responsabilidad del Gobierno que está negociando con ETA, de ese mismo Gobierno que alababa las algaradas callejeras aquel 13-M, de es mismo que ha devuelto a ETA algo que nunca debería haber tenido: la esperanza.

El 14-M reflexionaremos en el mismo lugar en el que ETA asesinó a 12 guardias civiles. Aquellos asesinos, de Juana Chaos y Troitiño, hoy disfrutan de libertad gracias a la incompetencia, cuando no complicidad, de quienes tienen la obligación de velar por la justicia.

El 14-M seguiremos reclamando "saber toda la verdad ", todo lo que pasó antes y después de que este Gobierno rentabilizara el dolor de las víctimas para llegar al poder; el dolor de una España traicionada.

El Gobierno, el PSOE, algunos jueces... podemos seguir buscando responsables de la situación en la que estamos (y lo peor es lo que queda por venir), pero creo que ha llegado el momento de hacer examen de conciencia y no eludir la responsabilidad que tenemos en esto todos y cada uno de los españoles que nos sentimos indignados. Debemos y podemos hacer mucho: la rebelión cívica es una herramienta que, en la medida en que la fortalezcamos, forzará a quienes nos gobiernan y a quienes pretenden hacerlo a tener presente el sentir mayoritario de un pueblo que reclama memoria, dignidad y justicia.

Ante la traición a España, ETA fuera de las instituciones.

Francisco José Alcaraz Martos es víctima del terrorismo.

Acceda a los 6 comentarios guardadosClick aquí