Ideas
Noticias y opinión en la red
LA PRUEBA DE LA SEMANA

Skoda Octavia RS: Un coche con carácter

Enrique González

En sintonía con sus participaciones en el Campeonato del Mundo de Rallyes, el Skoda Octavia RS responde a un deportivo pliego de condiciones al tiempo que se sitúa como el modelo más rápido de la marca checa.

Muchas cosas han cambiado en Skoda desde que el grupo VW se hiciera con su control. Cada vez tiene más adeptos y sus productos se adaptan sin complejos a todas las exigencias de los segmentos donde está presente. Si hasta ahora su gama tenía un enfoque más bien popular, el lanzamiento del Octavia RS le permite explorar nuevos territorios, aprovechando su presencia oficial en el Campeonato del Mundo de Rallyes y el “tirón” que entre los amantes de las realizaciones deportivas tiene un certamen como este.

MOTOR POTENTE

Y la verdad es que lo han bordado en una actuación que merece todo tipo de elogios. El nuevo RS, además de situarse como el buque insignia de la gama Octavia, aporta unas interesantes cualidades dinámicas aderezadas con un “maquillaje” muy apropiado para la ocasión, tanto en el exterior como en el interior, con un completo equipamiento de serie y, para que no falte de nada, con un precio sumamente competitivo.

De entrada, se ha escogido uno de los motores más eficaces que pueblan las estanterías del grupo VW. Nos referimos al 1.8 litros turboalimentado en su versión de 180 CV, propulsor que ofrece un rendimiento en términos absolutos realmente ejemplar. Su eficaz respuesta, apoyada por el temperamento de reacciones que aporta el turbocompresor, le permiten conseguir unas brillantes aceleraciones y unas recuperaciones que no lo son menos.

A esto hay que sumar la puesta a punto que ha recibido el bastidor para adaptarse convenientemente a la nueva situación. Se han cambiado los amortiguadores convencionales por otros más duros, los frenos han pasado a disponer de discos ventilados en los dos trenes, se ha aumentado la rigidez del chasis y los neumáticos corresponden en esta versión a unos pegajosos 205/55 R 16, aunque en opción hay prevista una monta incluso más deportiva sobre una llanta de 17 pulgadas.

ENFOQUE DEPORTIVO

En marcha, el Octavia RS enseguida saca a relucir sus argumentos. Los 180 CV de potencia dan mucho de sí y el coche se presta sin complejos a una conducción de lo más deportiva, especialmente en zonas viradas donde puede presumir de una agilidad y de un aplomo de reacciones realmente admirable.

Sorprende también lo cómodo que resulta en recorridos menos exigentes, sobre todo por la elasticidad de su motor y por unas suspensiones que, aún siendo bastante firmes, brindan a sus ocupantes una comodidad más que suficiente. Es precisamente en este punto, en su convincente equilibrio entre estabilidad y confort, donde reside una de las mayores virtudes de un modelo que tampoco baja la guardia en otros aspectos como los que por ejemplo tienen que ver con el equipamiento.

En efecto, el Octavia RS es un coche provisto de una amplia dotación original, climatizador automático, tapicería de piel, cuatro airbags..., y de distintos elementos específicos que le otorgan una imagen muy deportiva y personal, todo ello sin menospreciar nunca las muchas posibilidades de uso que se derivan de su espaciosa carrocería de cuatro puertas.

Por último, sólo nos quedaría hacer mención al precio. Los 3.942.000 pesetas que cuesta son muy competitivos si nos fijamos en su potencia, tamaño, equipamiento e incluso en su imagen, bastante diferenciadora y muy acorde con su talante deportivo.







Lo más popular