Menú

Carmena: más atascos y más contaminación

Cada día, una nueva traba complica y empeora la calidad de vida de los ciudadanos. No soportan que la gente decida libremente.

0
Twitter

Del Gobierno de Ahora Madrid hay ya dos cosas que todos los madrileños sabemos: que no ha venido a gestionar el sistema, sino a derribarlo, y que no ha venido a mejorar el tráfico, sino a restringirlo.

No lo llevaban en su programa y no lo dijeron, pero lo están haciendo. Cada día, una nueva traba complica y empeora la calidad de vida de los ciudadanos, sus desplazamientos o el tiempo que pueden dedicar a estar con sus familias. Todo en aras de una supuesta movilidad sostenible... que es precisamente todo lo contrario.

No soportan que la gente decida libremente cómo moverse por la ciudad, dónde llevar a sus hijos al colegio, qué médicos quiere que le atienda o cuándo ir a comprar, porque tienen una alergia patológica a la libertad de las personas.

A partir de ahí, quieren imponernos su modelo de ciudad, que es el único bueno y sostenible, según sus postulados. Pero la tozuda realidad nos muestra con datos que tanto en movilidad como, sobre todo, en reducción de la contaminación es un rotundo fracaso.

Hablan continuamente de la contaminación, pero no han hecho prácticamente nada para combatirla. De hecho, las cifras demuestran que la situación ha empeorado bajo su mandato.

Las medias anuales de emisiones de dióxido de nitrógeno (principal problema de contaminación en Madrid) venían bajando significativamente en los últimos años. En 2010 se situaron en 68 microgramos por metro cúbico, y bajaron a 53 en 2014. A partir de ahí, suben en 2015 a 58, y también fueron más altas en 2016.

Si miramos más atrás, respecto a los óxidos de nitrógeno atribuibles al tráfico, observamos que en 2004 las emisiones fueron de 17.221 toneladas; en 2014 bajaron hasta 7.012 (un 60% menos en esos diez años). Y además, la contribución del tráfico se ha reducido del 70 al 51%.

Lo mismo ocurre respecto a los gases de efecto invernadero.

Esos importantes descensos los producen fundamentalmente las mejoras tecnológicas en los vehículos, pero también medidas estructurales, a las que me referiré brevemente.

Lo esencial fue parar la crisis económica y que España empezara a crecer y crear empleo. Porque esa es la mejor garantía para conseguir un parque móvil más moderno, eficiente y menos contaminante. Sólo en el último año, las matriculaciones de vehículos nuevos han aumentado un 9,91% en España (1.360.568 coches nuevos, de los que 205.324 son vehículos comerciales, que son los que más incidencia tienen en las emisiones).

También fue vital la apuesta de los Gobiernos de Aguirre y Gallardón para lograr una red de transporte público puntera en el mundo, con 200 nuevos kilómetros de metro. Se renovó casi la mitad de la flota de autobuses de la EMT, y el 26% de los taxis con líneas de ayudas. Se impulsó Bicimad. Se instalaron 442 puntos de recarga eléctrica y 21 de gas.

Se construyeron parques tan importantes como el Felipe VI y se plantaron miles de árboles, haciendo de Madrid una de las ciudades más verdes del mundo.

Repasemos ahora qué ha ocurrido en estos dos años con Carmena.

Básicamente, lo único que han hecho es renovar 200 autobuses de la EMT (de 2.000), de los cuales 70 han sido retirados porque están defectuosos... y han tenido que volver a las calles los modelos antiguos, más contaminantes. Además, han empezado a cortar calles y quitar carriles de circulación, y se ha aprobado un protocolo tan restrictivo como ineficaz. Han paralizado el impulso a la movilidad eléctrica (sólo dos nuevos puntos de recarga rápida en 2016). Han dejado sin ayudas a 540 taxistas, con el consiguiente retraso en la renovación de vehículos.

Han quebrado Bicimad, que no para de perder usuarios, y construido algunos –escasos y peligrosos– carriles bici, como el de la calle Toledo, que está en el Defensor del Pueblo por su peligrosidad.

Eso sí, siguen anunciando la construcción de parkings disuasorios, pero aún no han hecho ni uno. Y, además de no tener previsto ni un parque nuevo, están talando miles de árboles.

¿Resultados? Más contaminación y más atascos.

El Estudio Inrix sobre ciudades del mundo con más atascos nos dice que en 2015 estábamos en la posición 112ª, y hemos pasado a la 80ª en un solo año.

Ahora nos presentan, con un año de retraso, su Plan de Calidad del Aire, que es una mala copia del anterior en 27 de las 30 medidas. Y las que incorpora como novedades son todas para prohibir, limitar o restringir:

  • Cortar la Gran Vía.
  • Quitar carriles en el perímetro del Centro y reducir la velocidad a 30 km/h (bulevares, Prado-Recoletos…).
  • Quitar carriles de los 22 ejes de circulación principales (Bravo Murillo, Arturo Soria, Avda. Albufera…).
  • Estrechar carriles en la Castellana.
  • Reducir la velocidad a 70 km/h en la M-30 y desviar allí la mayor parte del tráfico, provocando un colapso permanentemente.

Ahora anuncian la ampliación de los parquímetros por las noches, los fines de semana y fuera de la M-30; porque aún les parece poco los 400 millones anuales que los conductores pagamos al Ayuntamiento por impuestos, multas, parquímetros… que no paran de subir.

Ustedes pensaran que todo esto al menos estará basado en rigurosos estudios técnicos, pero ni siquiera se han molestado en hacerlos. Nos dicen que en cada proyecto irán viendo las consecuencias en el tráfico, pero que creen que va a mejorar.

Para colmo, ¡los datos de vehículos en los que se basa su Plan A (también conocido como Plan Atasca Madrid) son del parque circulante de 2013! ¡Hace cuatro años! ¡Como si la situación actual de ese parque fuera la misma, o lo fueran sus emisiones! Y a partir de esos datos desactualizados toman todo tipo de medidas restrictivas, que limitan gravemente la libertad y que, lejos de reducir las emisiones contaminantes, van a incrementarlas, porque aumentarán los atascos.

Este va a ser el triste legado que Carmena nos va a dejar a todos los madrileños.

Inmaculada Sanz, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Telecinco da un disgusto a Paz Padilla y la deja sin uno de sus trabajos
    2. Sofía Suescun se desnuda para dar la bienvenida al verano
    3. Así es la nueva camiseta del Espanyol que horroriza a los aficionados: "No se la deseo ni al Barça"
    4. Cristiano Ronaldo no se plantea pagar los 14,7 millones a Hacienda
    5. Los documentos que tumban la defensa de Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer
    0
    comentarios

    Servicios