Menú

Liberen a "El Sexto"

Es escandaloso que no se haya puesto en marcha una campaña de presión internacional para exigir la inmediata liberación de El Sexto

0
Detención de El Sexto | Archivo

Habían pasado pocas horas desde el anuncio de la muerte de Fidel Castro, el pasado 25 de noviembre, cuando Danilo Maldonado, el pintor y grafitero cubano que firma como "El Sexto", rotuló en la pared de un hotel del malecón habanero una frase expresivamente lacónica: "Se fue". Pocas horas después fue detenido por la Seguridad del Estado, la policía política encargada de la represión en la tiranía castrista. Han pasado casi dos meses y sigue cautivo en una prisión de máxima seguridad. No hay acusación formal, ni juicio abierto contra él. Teóricamente su crimen es "causar daño a una propiedad del Estado", un delito que ni siquiera figura en el código penal cubano. ¿Cuál es la verdadera razón por la que El Sexto ha sido encarcelado de nuevo? La risa y el talento artístico. Dos cosas que no soporta la dictadura de la familia Castro: un artista que se ríe abiertamente de ellos es más de lo que pueden soportar.

Es escandaloso que no se haya puesto en marcha una campaña de presión internacional para exigir la inmediata liberación de El Sexto y de los demás presos políticos cubanos. Tan solo una modesta petición de firmas en change.org, y la campaña tan intensa y valiente como solitaria que lleva a cabo Human Rights Foundation, única ONG de derechos humanos que está actuando en este caso. Su abogada Kimberley Motley fue expulsada de Cuba cuando intentó tomar contacto con el artista preso.

Graffiti-Sexto-muerte-fidel.jpg
Grafitis de El Sexto | Archivo

¿Cómo es Danilo Maldonado El Sexto? Vale la pena verle explicándose a sí mismo cuando habló en marzo del año pasado en la Universidad Francisco Marroquín. Entonces acababa de salir de prisión por algo que ni siquiera llegó a hacer, porque le detuvieron antes. Planeaba hacer una performance en un parque de La Habana, sacando a los cerdos que dominan la Rebelión en la Granja, de Orwell, a los que había pintado sendos rótulos con los nombres de Fidel y de Raúl en los costados. No pudo hacerlo, y aquello le costó diez durísimos meses de cárcel.

Danilo Maldonado es un gran artista, como puede comprobar cualquiera que vea sus cuadros. Es un espíritu libre, en el más auténtico y profundo sentido de la expresión. Encerrado como está en la siniestra prisión del Combinado del Este, a través de su familia ha sacado ya varias cuartillas en las que se mezclan dibujos, descripciones y denuncias de los abusos que sufre en prisión.

En medio de la perfecta indiferencia de todos los gobiernos occidentales, Cuba sufre en este momento una violenta oleada represiva de la que el encarcelamiento de El Sexto es solo una muestra. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos ha denunciado que el 2016 se cerró con 9.351 detenciones arbitrarias. Desde el comienzo de 2017 los atentados contra los derechos humanos han ido en aumento. Las Damas de Blanco han vuelto a ser unas de sus víctimas, pero también otros muchos disidentes, como Óscar Elías Biscet y Martha Beatriz Roque, entre otros, según denuncian Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar a través de su periódico 14ymedio.com.

Barack Obama no quería marcharse sin darse otra alegría progresista. Los cubanos han sido las víctimas, y sus dictatoriales dirigentes los más satisfechos. Los cubanos ya no son acogidos en los Estados Unidos como fugitivos de un régimen criminal, sino que se les ponen las cosas tan difíciles como a los que emigran por cualquier motivo. Esa decisión tendrá consecuencias profundas en la isla, ya que hasta ahora el flujo de huidos actuaba como aliviador de la presión interna. Nada menos que 46.000 cubanos lograron entrada en los Estados Unidos en los primeros diez meses del 2016. Obama ha actuado de manera sectaria y forzando el papel propio de un presidente que en menos de una semana habrá dejado el cargo. Las cosas son ahora peores para la libertad de Cuba que antes de que llegara a la presidencia.

Pero tampoco la Unión Europea ha hecho últimamente nada, salvo levantar las restricciones contenidas en la Posición Común. Que España haya sido protagonista e impulsora de este perdón a un régimen totalitario que dura ya casi 60 años es algo que debería avergonzar a Mariano Rajoy. Algo más, porque ya antes le había perdonado la deuda que Cuba mantenía con España.

El caso de El Sexto merece una acción internacional en favor de la libertad del artista y de todos los demás presos políticos. Si los mandatarios españoles, norteamericanos y latinoamericanos aprecian de verdad los derechos humanos deberían encabezar una campaña de presión para liberar a El Sexto y a los demás disidentes de la tiranía cubana.

Javier Fernández-Lasquetty, vicerrector de la Universidad Francisco Marroquín.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Olvido Hormigos, ¿reclamo de una web para adultos?
    2. Así traicionó Rajoy al Levante español
    3. Imanol Arias, más solo que la una
    4. Susanna Griso atiza a Maduro tras sus burlas: "Le van a responder sus muertos"
    5. Red Bull da un portazo en la cara a Fernando Alonso
    0
    comentarios

    Servicios