Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

IMDV y el partidillo ese

No es la primera vez que el PP trata de menospreciar al partidillo ese jugando con su nombre.

0

El Ministro de Cultura y Portavoz del Gobierno, IMDV, ha sido el primero en reaccionar a la encuesta que, por primera vez, coloca a Ciudadanos como primera fuerza política nacional. Desde la caída del PP (Partido Popular) a la Fosa de las Marianas en Cataluña, los miedos en el partido, tan habituales y siempre tan anónimos, han llegado a oídos del líder. Le piden que haga algo. Un contraataque, una reacción. Algo.

¿Sacamos a Soraya Sáenz de Santamaría como candidata a la alcaldía de Madrid? ¿O funcionaría mejor Pablo Casado si deja de ir a saraos liberales? ¿Y si asomamos al propio IMDV? ¿Qué tal Esteban González Pons en la castigada Valencia? ¿Ponemos a los ministros de gira a explicar algo o esperamos a que Rodrigo Rato termine la suya por si acaso?

Todo se andará y Pablo Montesinos será el primero en contárnoslo. De momento, lo urgente es frenar a Ciudadanos porque el susto de Metroscopia ha sido morrocotudo por mucho que el Gobierno y el PP no se crean las encuestas cuando huelen a desahucio. Así que, como portavoz, IMDV ha encendido la mecha de la solicitada reacción refiriéndose a Ciudadanos como "el partido ce ese", usando la abreviatura con la pueril –y tan habitual– intención de no nombrar el problema y con la pretensión de que la marca rival salga perjudicada.

No es la primera vez que el PP trata de menospreciar al partidillo ese jugando con su nombre. Una vez fue "Chutatans", burdo intento de circunscribirlo, con una mala y exagerada pronunciación, al marco exclusivamente catalán. La jugada, vista en perspectiva, no ha podido salir peor: han ganado las elecciones en Cataluña relegando al PP al Grupo Mixto formado por ellos mismos y sólo ellos, así que ni mixto siquiera. Hasta esto ha llorado Rafael Hernando, el que baila con Montero, como agravio del partido de Arrimadas. Resulta que los chutatans han cumplido su papel aunque no puedan gobernar y el PP ha desaparecido en Cataluña. Se intentó hace aún más tiempo que el votante tuviera una imagen del partido como grupo de amigotes imberbes y sin futuro. Fue entonces cuando el propio Mariano Rajoy dijo que el PP era cosa sólida y que no necesitaba "en fin, mireusté, buscar candidatos en cafeterías". Con la minoría del PP tras varios abortos legislativos inducidos se calmaron algo las relaciones con "el socio" aunque Mariano Rajoy siempre haya considerado a ese partido –o al partido ese– como un círculo de buitres sobrevolando su cabeza. Pero un sorpasso en el centro derecha es ya intolerable así que toca volver a la guerra.

Todos en Génova 13 creen que Rajoy agotará –nunca tan literal– la legislatura porque si convocara elecciones ahora, el harakiri de las cortes franquistas con la Ley para la Reforma Política (1976) quedaría relegado a un paseo en barca por el estanque del Retiro. No cabe tanta generosidad aunque el resultado del 155 electoral sólo dejara esa salida. Pero el año que viene hay elecciones municipales y autonómicas y de su resultado podría salir el segundo encefalograma plano previo al acta de defunción del Partido Popular (PP). Así que, por mucho que el presidente quiera agotar(nos), a lo mejor no puede. Queda por ver si Ciudadanos sabe consolidar su fuerza política en cada comunidad y cada ayuntamiento, si es capaz de conservar una línea política convincente, en definitiva, si de verdad están dispuestos a ser decisivos en España con un programa sin concesiones a la estéril corrección política.

El elogio debilita y a nadie se le escapa que la encuesta de Metroscopia publicada por El País puede encerrar no gatos sino tigres de Bengala. El País dispara a Ciudadanos en las encuestas titulaba Libertad Digital. Lo harán, políticamente, en todos los terrenos. El País y el PP.

Pero como de todo se aprende, las gracias del ministro portavoz pueden servir como una primera asesoría de imagen al advertir que el apóstrofo para señalar un plural tiene poco de español, lengua común defendida por el partido de Albert Rivera ya casi en solitario. Mejor, "Ciudadanos" y así dejamos que INMDV pase a la historia como mal sucesor de Alfredo Urdaci.

La mendacidad de Méndez de Vigo –IMDV– ha llegado este viernes a cotas estratosféricas al añadir que el partidillo de Rivera, además de ser una porquería, "ha abandonado cualquier voluntad de gobernar en Cataluña". Que el ministro prosopopéyico pregunte al Rey si le ha hecho gracia el chiste. A mí, ninguna, pero quizá yo sea un "caso aislado" como los de adoctrinamiento en las escuelas de Cataluña.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Muere 'Panadero' Díaz, exjugador del Atlético de Madrid
    2. Sostres se cuela en Tabarnia para insultar a Federico Jiménez Losantos
    3. La terrible tragedia que destruyó a Dolores O'Riordan, cantante de The Cranberries
    4. Un funcionario lleva 15 años sin trabajar alternando bajas y vacaciones sin que pase nada
    5. Javier Somalo: 'Iglesias, el payaso de Leningrado'
    0
    comentarios

    Servicios