Opinión
Noticias y opinión en la red

Altura de Madrid y bajura de Pujol

Una vez, con motivo de la presentación de su nuevo modelo de raqueta Donnay, le preguntaron a Björn Borg por los efectos de la misma sobre su juego, a lo que el sueco, conocido por su seriedad tanto dentro como fuera de la pista, respondió, hierático, lo que sigue: "Usted deme un palo que yo me encargaré de jugar bien al tenis". Eran otros tiempos. Hoy tengo un empacho importante entre la velocidad del servicio, la presión de la bola, la resistencia aerodinámica, la influencia del aire y la densidad de la superficie de contacto. Diera la impresión de que, para ganar a Roddick y compañía, tuviéramos que saltar a la pista con unos ingenieros técnicos aeronáuticos más que con unos tenistas profesionales.
 
Como me temía, el catalán Agustín Pujol ha decidido otorgar a Sevilla la organización de la final de la Copa Davis que deberemos disputar en diciembre contra Estados Unidos, ninguneando así a Madrid, única candidata española (que yo sepa) a la organización de los Juegos de 2012. Ayer comentaba el candidato a la presidencia de la Federación Española de Tenis que los intereses deportivos "estarían por encima de todo", y no sé por qué tengo la amarga impresión de que lo único que se encontraba realmente por encima de los intereses deportivos eran los intereses personales del propio Pujol. ¿No tendrá nada que ver el hecho de que Pedro Muñoz, rival de Pujol en las elecciones, sea presidente de la Federación madrileña de tenis? Según los científicos consultados, Roddick sólo sacaría en Madrid un 1% más rápido de lo que suele hacerlo habitualmente... ¿Y ese 1% es el que impide que la capital de España acoja la final de la Copa Davis, y que eso sirva como trampolín para la candidatura de 2012?... Tendremos que esperar hasta el 6 de julio para saber cómo influyó, si es que lo hizo, en el Comité Olímpico Internacional el hecho de que, pudiendo confiársela a Madrid, la Federación de Tenis le otorgara a Sevilla la final de la Davis.
 
Madrid está demasiado alta para acoger una final de la Copa Davis, pero no lo está sin embargo para acoger este jueves, en la sede de la Banca Nacional de París, el sorteo de dicha competición para 2005. Sólo deseo, desde aquí, que los participantes en el mismo no se vean afectados -debido a la insoportable presión que provoca encontrarse tan arriba, tan arriba, tan arriba- por mareos, vómitos, dolores de cabeza y malestar abdominal. A Pujol sólo se le pedía lealtad institucional y colaboración con la candidatura de Madrid, y no la ha tenido. Allá él con su conciencia.