Menú

Tres mitos falsos sobre la Luna y uno verdadero

La Luna. Un objeto misterioso de profunda belleza, observador y cambiante. En un momento en el que la creencia fascina y la ciencia aburre nadar a contracorriente es nuestra obligación.

20
LD

La Luna. Su nombre proviene del latín y está presente en el griego "leukós" (blanco brillante). Ha acompañado a la humanidad durante las largas noches de vigilia. Un objeto misterioso de profunda belleza, observador y cambiante. Nos enseñó a contar, ocultó y alumbró las batallas más importantes, y fue objeto de poemas y leyendas convertidas en mitos. Han llegado a nuestros días en forma de leyendas urbanas. En un momento en el que la creencia fascina y la ciencia aburre nadar a contracorriente es nuestra obligación.

¿Con Luna llena hay más partos?

La Universidad de Castilla-La Mancha cotejó los datos de un hospital durante un año. Se recogieron datos de 2.269 partos y los relacionaron con las fases lunares. Los resultados no soportan sesgo alguno:

  • Luna nueva: 26% de los partos
  • Cuarto creciente: 25,2% de los partos
  • Luna llena: 23,9% de los partos
  • Cuarto menguante: 24,9% de los partos

Datos aplastantes que demuestran la inexistencia de preferencia alguna de los nacidos por alguna de las fases lunares. Si esto no fuera suficiente, Daniel Caton recopiló datos durante 20 años del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de Estados Unidos. De estos datos se analizaron 70 millones de nacimientos. De nuevo se demostró que durante la Luna llena no se producen más partos.

La Luna y la fertilidad

El ciclo de cambios en la Luna es de 29,53 días, mientras que los ciclos de menstruación de las mujeres es de 28 días (en promedio). Resulta una relación casi idéntica. Sólo hay que aplicar un poco de álgebra para calcular que el 20% de las mujeres tienen su menstruación el día de Luna llena. Una cuestión estadística. No hay magia. Esos sí, ese 20% hará que parezca algo más que pura coincidencia ya que casi 1 de cada 4 mujeres será fértil con la luna llena. Lo que no se contará es que 3 de cada 4 no lo serán.

¿Aumenta el tamaño de la Luna en el horizonte?

Cuando la Luna se encuentra cerca del horizonte el tamaño de su circunferencia parece enorme. Sin embargo, según la Luna se eleva sobre el firmamento su tamaño parece menguar. Es sólo un efecto óptico. Al estar cerca de objetos cuyo tamaño conocemos (casas, montañas, edificios…) somos capaces de comparar y valorar su diámetro. Sin embargo, cuando se encuentra en lo alto de la bóveda celeste sin objetos con los que compararla, su medida se falsea.

Para comprobarlo sólo tenemos que tapar la Luna con nuestro dedo estirando el brazo hasta que quede oculta por completo. Tomando la referencia de lo que hemos necesitado estirar el brazo repetimos el procedimiento con el satélite en varias posiciones. Siempre nos dará el mismo resultado porque la luna no crece.

Efecto sobre los animales

En el British Medical Journal se publicó un artículo en donde se aseguraba que las visitas al hospital por mordeduras de animales aumentaban en Luna llena. Si hablamos de mascotas en general, durante esta fase lunar, parece haber más accidentes, un 23% más en los perros y un 28% en los gatos. Una explicación posible podría ser que los animales tienen mayor actividad al haber más luz y su instinto de caza se agudiza.

La Luna, las mareas y nuestro organismo

Detrás de todos estos mitos está la demostración pseudo científica de las mareas. "Si la luna es capaz de producirlas, ¿qué no hará con nuestro cuerpo que somos casi todo agua?". Parece aplastante, pero hay alguna salvedad. En primer lugar sólo afecta a grandes masas de agua que no están confinadas. ¿Conoces mareas en un lago, o en un estanque?

Por otro lado, los ciclos del nivel del mar no sólo se deben a la fuerza gravitatoria de la Luna, sino también a la del Sol. Supone un 46% menos, pero es fundamental. De hecho, es el responsable de que las mareas cambien con los diferentes ciclos de la Luna. A menudo se olvida que nuestro satélite orbita alrededor de la Tierra sin cambios. Es el Sol el que la dibuja con una forma determinada dependiendo del ángulo con la que la ilumina. Si es Luna llena es que el Sol incide por completo desde nuestro punto de vista en la Tierra. Por lo tanto es el Sol y su alineación con la Luna el responsable de que las mareas cambien con el ciclo lunar.

Pero ya sabemos que la noche tiene más misterio que el día y es más atractiva y misteriosa a los ojos de la mitología popular.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Évole recurre a una chirigota para salvar su ridículo ante la CE
    2. Eva Hache no soporta más a Risto Mejide y abandona "disgustada" Got Talent
    3. La baza de los separatistas para la investidura telemática de Puigdemont
    4. La inesperada reacción de Isabel Pantoja contra Chabelita
    5. Un nuevo obstáculo para Pablo Iglesias: reeditar las alianzas con IU
    0
    comentarios

    Servicios